¿Cuáles son los costos por invertir en fondos?

Antes de invertir en cualquier instrumento financiero son muchas las variables que se analizan para obtener los mejores resultados. Entre ellas están los costos que involucra la inversión, ya sea en comisiones, cobros administrativos o impuestos. Veamos a continuación cuáles son los costos de invertir en fondos, además de hacer una comparativa entre los fondos tradicionales y los ETFs.

¿Cuáles son los costos por invertir en fondos?

 

 

Costos de invertir en fondos: Comisiones

Las sociedades administradoras de fondos y casas de bolsa son las entidades autorizadas para servir como intermediarios entre los clientes y las negociaciones en la bolsa de valores. Y por dicho trabajo, cobran comisiones que dependerán del tipo de instrumento de inversión y la gestión que implique el mismo.

En el caso de los fondos de inversión tradicionales, al tener una gestión activa por parte de la sociedad administradora o la casa de bolsa suelen tener costos mayores frente a los ETFs, que son fondos cotizados de gestión pasiva.

¿Qué significa esto? En el caso de los fondos tradicionales, los gestores deben hacer un estudio de mercado y determinar cuáles son las mejores empresas para invertir y en qué momento hacerlo para ganar la máxima rentabilidad posible, lo que implica un mayor trabajo; en cambio en la gestión pasiva de los ETFs sólo se busca replicar el comportamiento de un determinado índice o canasta de activos, por lo que la intervención del gestor es menor, y por lo tanto los costos y comisiones para invertir en estos fondos son menores.

Además, al invertir en fondos tradicionales debes tomar en cuenta las comisiones por transacciones o cargos por remisores y demás cargos que se especifiquen en la cartilla de información.

Por lo general, los costos de invertir en fondos tradicionales son del 3% al 3.35%, más los impuestos al retirar las ganancias. Mientras que los costos de administración de los ETFs suele rondar los 0.2% y 1%, más la fiscalidad.

 

Costos de invertir en fondos: Fiscalidad

Otro de los costos asociados al invertir en fondos son los impuestos que se deben pagar sobre estas operaciones:

  • En los fondos tradicionales los inversores gozan de exención fiscal de traspasos, pero al retirar las ganancias debes declararlas como ganancias, así que igual terminas pagando impuestos por el dinero ganado.
  • En los ETFs la fiscalidad aplica de la misma forma que con la compra de acciones, es decir, se tributan con el Impuesto sobre la Ganancia de Capital, el cual es de 10% de las ganancias obtenidas (artículo 129 de la LISR).

En este caso, los costos por fiscalidad de los ETFs parecieran menos atractivos que en los fondos tradicionales. Sin embargo, es necesario evaluar el ahorro en costos de comisiones administrativas, el cual en el caso de los inversionistas de volúmenes bajos cubre los costos de fiscalidad.

 

En pocas palabras, si tu objetivo de inversión es a largo plazo, los fondos de inversión tradicionales pueden ser una buena opción en cuanto a costos por administración y fiscalidad, y para las inversiones a corto plazo los ETFs son una opción más atractiva ya que tienen menores costos de administración y las participaciones se pueden comprar o vender a voluntad en cualquier momento.

Antes de invertir en fondos siempre es importante evaluar todos los costos que implican, ya que de esto dependerá el rendimiento que se obtenga de la operación.

 

¡Sé el primero en comentar!