¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Fondos de inversión México
Mejores fondos de inversión México
Mejora tu formación y conoce a los expertos de la industria

¿Qué es un ETF? ¿Cómo funcionan?

A continuación conoceremos las características básicas de los ETF, para así poder juzgar si nos interesa invertir en ellos. ¿Qué es un ETF? ¿Cómo funcionan los ETFs? Los ETFs son una forma de inversión más barata que los fondos de inversión tradicionales, pero tienen otras desventajas.
¿Qué es un ETF? ¿Cómo funcionan?
 
Dado que los partícipes suelen sufrir elevadas comisiones en sus fondos de inversión, en especial en las clases retail destinadas al gran público. A veces la alternativa más barata para el inversor es un ETF o un fondo cotizado. Estos fondos suelen ser de gestión pasiva y tener comisiones muy bajas.
 
 

¿Qué es un ETF?

Los ETFs o Exchange Traded Funds son un conjunto de títulos que cotizan en una bolsa del mismo modo que las acciones individuales. Pero a diferencia de los fondos de inversión, los ETFs pueden ser comprados y vendidos a los largo de la sesión bursátil y por tanto, el inversor tiene la posibilidad de ponerse corto o de apalancarse en un determinado ETF, incluso puede fijar órdenes de stop-loss. Por tanto, con los ETF podemos hacer lo mismo que con las acciones individuales. 
 

 

Como hemos comentado, la mayoría de ETFs cobran unas comisiones que suelen estar por debajo de los fondos índices tradicionales. Pero en los ETFs tenemos que pagar las comisiones propias de la operativa bursátil (cánones bursátiles) a la hora de comprar y vender ETFs.
 
Estas comisiones pueden ser un inconveniente para los inversionistas que operan frecuentemente o para los que invierten pequeñas cantidades de dinero de forma regular.
 

¿Cómo funcionan los ETFs?

Si los inversionistas quieren comprar o vender un ETF deben hacerlo en bolsa mediante un intermediario financiero (broker, banco, agencia de valores…). Además, debemos tener en cuenta que los ETFs no tiene por qué cotizar a su valor liquidativo (valor de los títulos que tiene en cartera) como ocurre en los fondos de inversión.
 
La cotización de los ETFs depende de la oferta y de la demanda. Esta oferta y demanda suelen estar en línea con el valor de los títulos que el ETF tiene en cartera, pero otros factores afectan al valor de cotización. Así el inversionista puede comprar o vender por debajo o por encima del valor liquidativo, pero las gestoras establecen mecanismos para evitar que los ETFs coticen de forma sostenida con importantes descuentos o primas.

 

¿Cómo construir una cartera con ETFs?

Como hemos visto en otros artículos, la distribución de activos es muy importante. Una buena diversificación puede tener un impacto profundo en la rentabilidad de nuestra cartera. Los ETFs son una forma sencilla de alcanzar esta diversificación, ya que son flexibles y pueden ayudarnos a conseguir exposición a sectores y clases de activos que de otra forma no sería fácil para los inversores particulares. 
 
Para construir una cartera de ETFs debemos determinar la distribución de activos correcta. La construcción de la cartera dependerá de nuestro horizonte de inversión. Los inversionistas con un amplio horizonte temporal deberían tener un enfoque más agresivo, es decir, con más peso hacia las acciones. Mientras que los inversionistas que quieren recuperar su dinero en pocos años deberán centrarse en un enfoque más conservador, es decir, con más peso hacia los bonos.
 
¿Cómo construir una cartera con ETFs?
 
Existen ETFs que ofrecen una amplia exposición a los mercados ya que replican grandes índices. Los ETFs son una forma barata de tener exposición al mercado en su conjunto, aunque los inversores que suelen invertir de forma regular pequeñas cantidades deben tener en cuenta las comisiones de brokeraje que conllevan la compra de ETFs, porque el coste total de la inversión podría superar al que tendría invirtiendo en un fondo de inversión tradicional. 
 
Invertir en ETF nos ayuda también a invertir en segmentos infravalorados del mercado, ya que a veces el mercado deja determinados sectores o subsectores por debajo de su valor. Invertir en estos sectores puede aumentar nuestra rentabilidad, ya que estos sectores infravalorados tienden a converger hacía su valor estimado.
 
Por último, los ETFs nos pueden ayudar a invertir en sectores que sólo eran asequibles para inversores institucionales o inversores de alto patrimonio como las materias prima so divisas.
 
 
 

ETF: Conclusiones

Como ya hemos resaltado con anterioridad, los ETFs tienen una clara ventaja de costes respecto a los fondos de inversión. Otra de las ventajas de los ETFs es la flexibilidad operativa con la que no cuentan los fondos de inversión. La desventaja de estos instrumentos es el riesgo de realizar demasiado trading a corto plazo, una práctica que puede ocasionar multitud de pérdidas.

Guía fondos de inversión para principiantes: Conceptos básicos

Si estás pensando en comenzar tu inversión en fondos, checa este manual con todos estos tips de inversión en fondos de inversión: tipos de fondos de inversión, funcionamiento de los fondos, elección y gestión de los portafolios de inversión y mucho más.


Descarga manual gratis