¿Qué es un ETF? ¿Cómo funcionan?

A continuación, conoceremos las características básicas de los ETF’s, para así poder decidir si nos interesa invertir en ellos. Los ETF’s son una forma de inversión más barata que los fondos de inversión tradicionales, pero tienen otras desventajas.

 

Concepto ETF

¿QUÉ ES UN ETF?

Los fondos de inversión cotizados o ETF (exchage-trade funds) son fondos de inversión que cotizan en la Bolsa de Valores como las acciones, que pueden ser principalmente porque su objetivo de inversión es replicar algún índice bursátil o de renta fija. 

Estos fondos cotizados se asemejan a los fondos indizados, diferenciándose en que los primeros permiten la adquisición o venta de la participación no solo una vez al día, sino que lo hace durante todo el periodo diario de negociación.

¿DÓNDE SE NEGOCIAN?

Las participaciones se negocian en mercados bursátiles electrónicos a través de información en tiempo real, así como la difusión automática de los precios y volúmenes a los que se está negociando. De este modo, sabrá el precio al momento de ejecutar la compra o venta.

¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LOS ETF?

Los ETF se caracterizan principalmente por su:

  • Accesibilidad: Los precios suelen ser mínimos.

  • Diversificación: El ETF al ser la réplica de un índice, compuesto por un grupo de activos, la inversión no se concentra en un solo activo.

  • Liquidez

  • Transparencia: La Bolsa de Valores calcula y publica un valor liquidativo indicativo estimado que permite al inversionista conocer la evolución de su inversión durante el periodo de negociación.

TIPOS DE ETF

  • ETF que sigue la evolución del mercado: Son aquellos que replican el índice de referencia. De este modo, para hacer la réplica compra acciones integrantes en la misma proporción contenida del índice o a través de la utilización de instrumentos financieros derivados.

  • ETF inversos o de exposición inversa al mercado: Son aquellos que replican un índice cuya evolución es contraria a la tendencia del mercado, es decir, cuando el índice pierda valor su rentabilidad será positiva y viceversa. 

  • ETF apalancados: Son aquellos que replican el índice en una determinada proporción o apalancamiento. Es importante mencionar que estos al igual que los ETF inversos, reflejan una evolución diaria del índice. De manera que, se calcula la rentabilidad respecto al día anterior, no solo considerando el valor inicial y final del periodo.

¿CÓMO SE INVIERTE EN ETF?

El inversionista debe acercarse a algún intermediario bursátil como Casas de Bolsa, en estas podrá encontrar un listado de los distintos fondos. De manera que, el intermediario que elija le proporcionará al inversor un código de identificación, mediante el cual podrá formular las órdenes de compra o venta de valores.

Asimismo, es importante reiterar que para invertir en ETF no existe una inversión mínima, sin embargo, tienen comisiones que suelen ser determinantes para seleccionar dónde invertir.

¿CÓMO CONSTRUIR UNA CARTERA CON ETF’S?

Una buena diversificación puede tener un impacto profundo en la rentabilidad de nuestra cartera. Los ETF’s son una forma sencilla de alcanzar esta diversificación, ya que son flexibles y pueden ayudarnos a conseguir exposición a sectores y clases de activos que de otra forma no sería fácil para los inversores particulares. 

 Para construir una cartera de ETF’s debemos determinar la distribución de activos correcta, puesto que la construcción de la cartera dependerá de nuestros objetivos de inversión.

De manera que, aquellos inversionistas con un amplio horizonte temporal deberían tener un enfoque más agresivo, es decir, con más peso hacia las acciones. Mientras que los inversionistas que quieren recuperar su dinero en pocos años deberán centrarse en un enfoque más conservador, es decir, con más peso hacia los bonos.

Existen ETF’s que ofrecen una amplia exposición a los mercados ya que replican grandes índices. Los ETF’s son una forma barata de tener exposición al mercado en su conjunto, aunque los inversores que suelen invertir de forma regular pequeñas cantidades deben tener en cuenta las comisiones que conllevan la compra de ETF’s, porque el costo total de la inversión podría superar al que tendría invirtiendo en un fondo de inversión tradicional. 

Invertir en ETF nos ayuda también a invertir en segmentos infravalorados del mercado, ya que a veces el mercado deja determinados sectores o subsectores por debajo de su valor. Invertir en estos sectores puede aumentar nuestra rentabilidad, ya que estos sectores infravalorados tienden a converger hacía su valor estimado.

 Por último, los ETF’s nos pueden ayudar a invertir en sectores que sólo eran alcanzables para inversores institucionales o inversores de alto patrimonio como las materias primas o divisas.

Podemos encontrar los más clásicos que replican el S&P500, por ejemplo el SPDR S&P500 ETF (SPY),  el primer ETF lanzado al mercado por State Street Global Advisors, como otros que replican índices más temáticos: Lithium & Battery Tech ETF (LIT), Cannabis ETF (POTX), Uranium ETF (URA), etc. En este sentido, Global X ETFs es la gestora pionera en ETFs temáticos, en su web se puede encontrar una amplio listado de productos. 

También te puede interesar: Mejores Fondos y ETF’s que invierten en renta variable de México

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!