Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
Simula & Elige tu tarjeta
Después de la pandemia, las mujeres padecen más desempleo que los hombres

Después de la pandemia, las mujeres padecen más desempleo que los hombres

De acuerdo con datos del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), al terminar la pandemia las mujeres son las más afectadas porque, en comparación con los hombres, ellas dejaron estar en el mercado de trabajo remunerado. La cifra que maneja este centro de estudios es que actualmente en México la cantidad de mujeres con trabajo es la mitad a las que había antes de la pandemia.
 
¿Cuáles son algunas de las consecuencias de que actualmente las mujeres no cuenten con un trabajo remunerado?
Algunas de las consecuencias son:
  • No tener acceso a los servicios de salud.
  • Reducción de ingresos.
  • Insertarse en la informalidad.
  • Etcétera.
 
El gran problema es que antes de la pandemia, 22.2 millones de mujeres estaban dentro de la población económicamente activa (PEA), pero de ellas sólo 16 millones tenían un empleo remunerado continuo.

 

Otro gran asunto es que antes del aislamiento, prácticamente hombres y mujeres tenían igualdad en cuanto al acceso a la salud, pero ahora que el desempleo está afectando más al grupo femenino, baja el acceso a los servicios médicos por parte de las afectadas por la falta de trabajo.
 
Las conclusiones del estudio del Centro Espinosa Yglesias no son nuevas, pues desde hace un año ya se había reportado que de los 1.6 millones de personas que perdieron su trabajo hasta mayo de 2021, 84% eran mujeres, es decir que de esos 1.6 millones de desempleados que había hace 12 meses, más de 1.3 millones fueron mujeres.
 

¿En qué áreas hubo más desempleo por parte de mujeres?

Los sectores más afectados que empleaban a mujeres en su mayoría son.
  • Sector servicios.
  • Restaurantes.
  • Hotelería.
 
De por sí las empleadas en las industrias anteriores antes de la pandemia ya padecían (en su mayoría) salarios mínimos o de baja remuneración, ahora con esto se enfrentan a padecer nulidad de ingresos.
 
Justamente por lo anterior es que ahora más que antes se recalca el gran error que tuvo el gobierno federal por haber cerrado las guarderías y estancias infantiles, pues ese servicio (pagado con nuestros impuestos) permitiría a las mujeres intentar reinsertarse al mercado laboral, aportar a la reactivación económica, romper su línea de pobreza y contribuir al ingreso familiar, aspectos que son urgentes en esta época pos Covid.




Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Simula & Elige tu tarjeta