Regularmente la deducción o devolución más común que hacen los contribuyentes es el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y es uno de los impuestos que más gasto genera a un trabajador freelance o independiente, para el resto de los impuestos que pagamos hay menos probabilidades de deducirlos, pero existen algunas formas legales que podrías usar para pagar menos impuestos.

 

Te presentamos unas pequeñas tácticas para pagar menos impuestos al SAT LEGALMENTE:

  1. Cuando tengas ingresos extra, por ejemplo si un mes te va bien en ventas aprovecha y compra equipo de trabajo el cual puedes deducir de impuestos también. Consulta cuál es el equipo que se admite para hacer esta deducción.
  2. Puedes usar tu cuenta Afore, si no la tienes abre una o bien contrata un fondo de inversión. Cuando tengas un dinero extra o que no sea una cantidad regular en tus ingresos mételo a alguno de ellos porque el dinero que metas a tu Afore o a un fondo de inversión es deducible de impuestos. La desventaja es que no tienes liquidez sobre ese dinero y lo verás hasta que ya estés en tu tercera edad, pero al final será tuyo y no se lo estarás dando a hacienda.
  3. Aún hay personas que no piden facturas. A partir de la nueva ley fiscal hay cosas que no pueden deducirse, pero es mejor que pidas facturas de más a que te quedes corto de ellas. Ya tu contador sabrá cuáles te servirán y cuáles no.
  4. Si tienes un negocio propio y si es posible (sin que te metas en problemas) que tus clientes te paguen en partes hazlo, ¿por qué? porque los impuestos se pagan conforme a los ingresos que tienes mes a mes y si en uno sales “cargado” pagarás más. Puedes hacer contratos para que tus clientes te liquiden en dos o tres meses dependiendo de lo que calcules que vas a pagar a hacienda.
  5. Paga tus impuestos para pagar menos, es decir hay gente que trabaja por su cuenta (freelance) que jamás paga impuestos, pero hacienda no perdona y entre multas, recargos, contadores, en el peor de los casos abogados más la cantidad original se acaba pagando más del monto inicial.

 

(Tal vez te interesa: ¿Qué gastos puedo deducir en mi declaración anual? Médicos, seguros, aportaciones...)

 

                                                        Cómo pagar menos impuestos

Si tienes una empresa pequeña puedes hacer lo siguiente para pagar menos impuestos:

Paga menos impuestos con educación o capacitaciones

Tener personal capacitado es un valor agregado para tu empresa, mejora el proceso de producción, no lo veas como un gasto, míralo como una inversión que podría reflejarse en la productividad además que lo que gastes en capacitaciones puedes deducirlo de la declaración anual utilizando los comprobantes de pago.

 

Algunas ideas:

  • Capacitaciones en el uso de alguna herramienta o maquinaria.
  • Las becas universitarias, estudios o cursos que se relacionen con lo que se hace en la empresa y se le dan a los empleados para que suban de puesto o eleven la calidad del trabajo ayudan a la deducción de impuestos.

 

Paga menos impuestos con cuentas incobrables

Que te deban dinero es un problema más que un beneficio, sin embargo puedes sacarle provecho: puedes realizar la deducción por la cantidad de dinero que ya te sea imposible cobrar, sólo recuerda que en la declaración anual debes presentar comprobantes del adeudo así como la requisición de pago.

 

Paga menos impuestos con aportaciones extra al IMSS

Las aportaciones a la Seguridad Social son obligatorias y también se puede dar más de la cantidad fijada por la ley, pero si das más aportaciones de las que te toca puedes deducir el excedente.

 

Paga menos impuestos con ayuda y becas a trabajadores

Cualquier ayuda hacia los trabajadores por parte del patrón es deducible de impuestos. Algunos ejemplos son:
  • Becas para los hijos de los trabajadores
  • Ayudas económicas como premios.
  • Ayuda por útiles escolares para los hijos de los trabajadores.
  • Y en general son deducibles todas aquellas que no estén clasificadas como obligatorias por ninguna ley.
 

Paga menos impuestos con donativos

Sin duda esta es la más conocida y utilizada para deducir impuestos por parte de las empresas, por ello el Teletón es un gran ejemplo de beneficios fiscales para las empresas. Lo que hacen las empresas es realizar donativos a organizaciones o asociaciones autorizadas por la SHCP para recibir donativos y luego las empresas donantes piden los beneficios fiscales por su labor "altruista". El límite en esta modalidad es que la cantidad donada y que se pretenda deducir no rebase 30% del total de impuestos a pagar.
¡Sé el primero en comentar!