En últimas fechas hemos visto que la administración federal actual está yendo tras asuntos pendientes: el procedimiento contra Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos (que aunque es un tema de política anticorrupción deja ver que no se dejó en el olvido); también el decreto para eliminar la condonación de impuestos a grandes empresas, con ello se supone que no habrá condonaciones en impuestos, pero las empresas continuarían sin pagar si es que no liquidan sus créditos fiscales derivado de que la cobranza está frenada. Pero con lo demostrado en las últimas semanas es muy probable que el SAT haga efectivo el cobro de los créditos fiscales que quedaron pendientes en los sexenios de Peña Nieto y Felipe Calderón que equivalen a 1.1 billones de pesos (19%del presupuesto aprobado para 2019).

El SAT iría por cobrar los créditos fiscales del sexenio pasado

¿Qué significa condonar impuestos y cancelar créditos fiscales?

La condonación no es ilegal, es un estímulo para que las empresas inviertan o generen empleos.

 

Por otro lado, un crédito fiscal es el ingreso al que tiene derecho de percibir el Estado, ya sea que provenga de contribuciones, aprovechamientos o de accesorios. Entonces cancelar un crédito fiscal se hace cuando el SAT no puede hacer el cobro o cuando hacerlo sería más costoso que el monto que se va a percibir.

 

¿Cuánto se le debe al país por créditos fiscales?

Lo primero que hay que decir es que esos adeudos o créditos a la federación provienen de varias empresas y aún están vigentes, técnicamente todavía pueden ser cobrados. Con Felipe Calderón quedaron pendientes  de cobro 700 mil millones de pesos, mientras que con Peña Nieto son 400 mil millones de pesos.

 

Cabe mencionar que actualmente las empresas con estos adeudos están sumergidas en batallas legales por medio de despachos importantes para impedir que se dé a conocer quiénes son y cuánto es lo que les perdonaron en impuestos las pasados dos administraciones de Calderón y Peña Nieto.

 

 

¡Sé el primero en comentar!