Rankia México Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Czechia Rankia Deutschland Rankia España Rankia France Rankia Indonesia Rankia Italia Rankia Magyarország Rankia Netherlands Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia Romania Rankia Türkiye Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder
¡Bienvenido a Rankia México! Volver a Rankia Perú
¿Qué es un Bono de renta fija y qué tipos existen?

¿Qué es un Bono de renta fija y qué tipos existen?

Los bonos de renta fija son uno de los instrumentos financieros más antiguos y utilizados en el mundo de las inversiones. A menudo son considerados como una inversión más segura en comparación con las acciones, especialmente en tiempos de volatilidad del mercado.

Estos instrumentos se caracterizan por proporcionar un flujo de ingresos fijo y regular al inversor. Aunque pueden parecer simples a primera vista, es esencial comprender sus características y cómo funcionan para tomar las mejores decisiones de inversión.

 

Entendiendo los bonos de renta fija

Los bonos de renta fija son instrumentos financieros que representan deuda de una entidad, ya sea pública o privada, hacia el tenedor del bono. Se les llama "de renta fija" porque ofrecen pagos de intereses fijos en intervalos regulares hasta su vencimiento, cuando se devuelve el capital principal.

 Concepto y características

Un bono es básicamente un préstamo que el inversor hace a la entidad emisora. En términos simples, es un título con el que el emisor se compromete a pagar al tenedor del bono una cantidad específica de interés durante un período determinado y a devolver el principal (la cantidad prestada) al vencimiento.

Características fundamentales:

  1. Tasa de interés (o cupón): Es el interés que el emisor pagará al tenedor del bono.

  2. Fecha de vencimiento: Es la fecha en que el principal del bono debe ser reembolsado.

  3. Valor nominal (o principal): Es el valor inicial del bono y la cantidad que se devolverá al tenedor en la fecha de vencimiento.

  4. Precio de emisión: Puede ser igual, mayor o menor que el valor nominal del bono.

 

¿Cómo funcionan una emisión de bonos?

La emisión de bonos permite a las empresas y gobiernos obtener financiamiento. Una vez emitidos, estos bonos pueden ser comprados y vendidos en el mercado secundario.

Mecánica:

  1. Emisión: Una entidad decide emitir bonos para recaudar capital. Establece el valor nominal, la tasa de interés y la fecha de vencimiento.

  2. Compra: Los inversores compran los bonos a su precio de emisión.

  3. Pagos de intereses: En intervalos regulares (generalmente semestrales o anuales), el emisor paga al tenedor del bono la tasa de interés acordada.

  4. Redención: Al llegar la fecha de vencimiento, el emisor paga al tenedor del bono el valor nominal del mismo.

 

Ventajas y desventajas

Ventajas:

  • Previsibilidad de ingresos: Debido a los pagos de intereses fijos, son adecuados para inversores que buscan flujos de efectivo regulares.

  • Diversificación: Ofrecen diversificación en una cartera de inversiones.

  • Menos volátiles que las acciones, lo que los hace menos arriesgados.

Desventajas:

  • Rendimientos más bajos: Por lo general, ofrecen rendimientos más bajos en comparación con las acciones.

  • Riesgo de tasa de interés: Si las tasas de interés suben, el precio de los bonos en el mercado puede caer.

  • Riesgo de incumplimiento: Aunque es poco probable, existe la posibilidad de que el emisor no pueda hacer frente a sus pagos de intereses o devolver el principal.

 

Tipos de bonos de renta fija

Los bonos de renta fija se clasifican en diversas categorías según quién los emita, sus características y los beneficios que ofrecen. Aquí te presento los principales tipos:

 Bonos gubernamentales

 Son emitidos por gobiernos ya sea a nivel nacional o local. Estos bonos son vistos como menos arriesgados ya que están respaldados por la fe y el crédito del gobierno emisor. A menudo, se utilizan para financiar proyectos públicos o gestionar la deuda nacional.

  • Ejemplos: Bonos del tesoro de EE.UU. o bonos soberanos de otros países.

 

Bonos corporativos

Estos bonos son emitidos por empresas privadas. A diferencia de los bonos gubernamentales, tienen un mayor riesgo de incumplimiento. Las empresas los utilizan para financiar la expansión, la investigación y el desarrollo, o la reestructuración de deudas.

 

Bonos convertibles

Estos son bonos que pueden ser convertidos en acciones de la empresa emisora bajo ciertas condiciones predeterminadas. Permiten al inversor beneficiarse de un aumento en el precio de la acción de la empresa, lo que puede ofrecer una compensación por una tasa de interés más baja en comparación con otros bonos.

 

Bonos de cero cupón

Son bonos que no pagan intereses periódicos. En cambio, se venden con un descuento significativo sobre su valor nominal. El inversor recibe el valor nominal completo al vencimiento. El beneficio para el inversor proviene de la diferencia entre el precio de compra con descuento y el valor nominal pagado al vencimiento.

En México, el instrumento con cupón cero es el CETE.

 

Factores a considerar al invertir en bonos

Invertir en bonos puede ser una estrategia oportuna para muchos inversores, ya que ofrecen un flujo de ingresos regular y pueden actuar como un contrapeso a las inversiones más volátiles, como las acciones. Sin embargo, como cualquier inversión, es vital estar bien informado y considerar varios factores antes de decidir:

 Duración y madurez

La duración se refiere a la sensibilidad de un bono ante los cambios en las tasas de interés. Un bono con una mayor duración es más sensible a estos cambios, lo que significa que su precio puede fluctuar más ampliamente en respuesta a cambios en las tasas de interés.

La madurez, por otro lado, se refiere al período hasta el vencimiento del bono. Un bono a largo plazo podría tener una madurez de 10 años o más, mientras que un bono de más corto plazo podría vencer en menos de 3 años. Generalmente, los bonos a largo plazo ofrecen tasas de interés más altas debido a los riesgos adicionales asociados con un período de tiempo más largo.

Evaluación de la solvencia del emisor

Antes de invertir en un bono, es importante revisar la calificación crediticia del emisor. Las agencias de calificación evalúan la solidez financiera del emisor y la probabilidad de que pueda cumplir con sus obligaciones de deuda.

Un bono con una calificación "AAA" se considera de alta calidad y bajo riesgo, mientras que un bono con una calificación inferior, como "BB" o inferior, se considera de mayor riesgo.

 

¿Cómo afectan al precio y rendimiento de los bonos?

Las tasas de interés tienen un impacto directo en el precio y rendimiento de los bonos. Cuando las tasas de interés suben, el precio de los bonos existentes tiende a caer.

Esto se debe a que los nuevos bonos que se emiten ofrecerán tasas de interés más altas, haciéndolos más atractivos para los inversores.

Por el contrario, cuando las tasas de interés caen, el precio de los bonos existentes tiende a subir.

 

Riesgos asociados con la inversión en bonos

Aunque los bonos son frecuentemente percibidos como inversiones menos riesgosas en comparación con otros instrumentos financieros, no están exentos de riesgos. Al invertir en bonos, es esencial reconocer y entender los siguientes riesgos.

Riesgo de crédito

El riesgo de crédito, también conocido como riesgo de incumplimiento, se refiere a la posibilidad de que el emisor no cumpla con sus obligaciones de pago, ya sea en los pagos periódicos de intereses o en la devolución del principal al vencimiento. Es esencial revisar la calificación crediticia del bono, ya que una calificación más baja puede indicar un mayor riesgo de incumplimiento.

Riesgo de tasa de interés

Este riesgo se relaciona con cómo las fluctuaciones en las tasas de interés pueden afectar el precio del bono. Si las tasas de interés suben, los precios de los bonos existentes generalmente caen, y viceversa. Esto se debe a que cuando las tasas suben, los nuevos bonos emitidos ofrecerán un rendimiento más alto, haciendo que los bonos más antiguos (con tasas más bajas) sean menos atractivos.

Riesgo de inflación

El riesgo de inflación se refiere al potencial deterioro del poder adquisitivo del dinero a lo largo del tiempo. Si la tasa de inflación supera el rendimiento del bono, el poder adquisitivo de los pagos del bono puede disminuir, lo que significa que el dinero recibido en el futuro valdrá menos en términos reales que en el momento de la inversión.

Riesgo de liquidez

El riesgo de liquidez se refiere a la facilidad (o falta de ella) para vender el bono en el mercado secundario antes de su vencimiento. Si hay pocos compradores interesados en el bono que posee, es posible que tenga que venderlo a un precio inferior al valor de mercado o que no pueda venderlo en absoluto.

 

¿Cómo invertir en bonos desde México? 

En México puedes invertir en bonos a través de dos vías

¿Buscas un bróker? Mira nuestras recomendaciones:

eToro

Depósito mínimo de $200 y app sencilla

Ver más
Interactive Brokers

Bróker popular con más de 1,5 millones de clientes

Ver más
IG

+50 años de experiencia. Ahorra los primeros $150 en comisiones.

Ver más
Tickmill

Bróker multi-regulado y galardonado. Apalancamiento flexible y ejecución ultrarrápida

Ver más
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Encuentra el mejor broker