Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
¿Cómo funciona la cobertura con derivados?

¿Cómo funciona la cobertura con derivados?

Los derivados son productos financieros con los que puedes realizar tres operaciones: puedes realizar una cobertura, especular o arbitrar. En este post nos centraremos en cómo funcionan las coberturas sobre derivados financieros

Dado que los inversores utilizan los derivados para protegerse del riesgo, es fundamental comprender este tipo de instrumentos financieros, ya que de no realizar bien una cobertura las pérdidas también pueden ser muy grandes debido al apalancamiento. En este artículo también desarrollaremos los aspectos fundamentales de los derivados financieros.

¿Qué son los Derivados Financieros?

Recordemos que los derivados son instrumentos financieros que derivan de un activo subyacente, con lo que su precio viene determinado por el precio de este activo. Los productos derivados son productos con apalancamiento. Si no sabes qué es el apalancamiento, consulta este enlace. 

La cobertura de derivados, también conocida como "hedging", se trata de un proceso habitual para muchos inversores con el que pretenden cubrir sus riesgos.

Los futuros y las opciones son los instrumentos derivados que más se utilizan para realizar una cobertura en el mercado.

La cobertura con derivados explicada en ejemplos

En cierto modo, hacer hedging no es demasiado diferente de cuando hacemos una operación de seguro. Por ejemplo, el seguro de un coche. Queremos protegernos contra un suceso incierto para que, si ocurre, no perdamos el dinero invertido en él.

Características de los instrumentos derivados

Hablemos de las principales características de estos instrumentos financieros:

  • Su precio siempre dependerá de el activo subyacente en el cual se este operando.

  • Debido a que son productos apalancados se consuderan porductos de alto riesgo, por lo que, si no se utilizan para coberturas, podemos incurrir en grandes pérdidas.
  • Se pueden negociar tanto en un mercado regulado como en un mercado OTC (que son los mercados extrabursátiles).

¿Qué tipos de instrumentos derivados existen?

Existen varios tipos de derivados financieros, los cuales se utilizan para un caso específico, pues cada uno cumple con ciertas características:

¿Qué tipo de opciones hay?

A la hora de negociar en los mercados nos encontraremos dos tipos de opciones, las opciones Call y las opciones Put.

Las opciones Call

La opción Call otorga a su comprador el derecho, pero no la obligación de comprar a fecha de vencimiento el activo subyacente a un precio estipulado con anterioridad, conocido como precio de ejercicio o strike.

La compra de una opción call implica una estrategia alcista, es decir, si compramos una opción call es porque tenemos expectativas de que el activo subyacente va a subir.

La representación gráfica de la opción call sería la siguiente:

opcion call

Las opciones Put

Una opción put otorga a su comprador el derecho a vender un determinado subyacente a un precio de ejercicio determinado en una fecha futura estipulada con anterioridad (vencimiento).

La compra de una opción put implica una estrategia bajista, es decir, vamos a apostar a que determinado subyacente caiga en un determinado periodo de tiempo.

La representación gráfica de la opción put sería la siguiente:opcion put

¿Cómo funciona la cobertura con derivados?

Los derivados, de los cuales los más famosos son las opciones y los futuros, pueden utilizarse para cubrir riesgos porque no necesitan un gran coste inicial y generalmente se liquidan en el futuro. 

En resumen, se toma una posición en un derivado para cubrir el riesgo de precios que se adquiere cuando tenemos una posición en activos subyacentes en el mercado de contado.

Cómo realizar una cobertura a una cartera de inversión

Por ejemplo, si un inversor tiene una cartera que replica al SP 500 y quiere cubrirse hasta final de año, puede comprar una opción put con un strike cercano a los niveles actuales del SP 500 y con vencimiento en diciembre, de esta forma si el SP 500 cae y el valor de su cartera disminuye recupera esta pérdida con los beneficios de la opción, y si el SP 500 sube y el valor de su cartera aumenta hasta diciembre, el inversor solamente ha perdido la prima, pero ha ganado por la revalorización de su cartera.

Si tenemos una cartera de acciones lo suficientemente grande, podemos neutralizarla mediante el uso de contratos de futuros. En caso que consideremos que se acerca un período de incertidumbre en el que creamos que el mercado puede caer, los contratos de futuros nos permiten neutralizar o cubrir nuestra exposición al mercado de acciones. Ante una situación de incertidumbre, realizando unos sencillos cálculos, podemos ver qué cantidad de contratos de futuro necesitamos para poder reducir el riesgo de mercado. 

Ejemplo de cobertura 

Por ejemplo, un productor agrícola que en 9 meses va a cosechar maíz, desconociendo al precio que le pagaran por su cosecha, en época de escasez el precio subiría, haciendo que el productor pueda vender el maíz a un precio más alto al que tenía considerado; pero en el caso de que sea una época de buena cosecha, la oferta del producto aumentaría, disminuyendo el precio de la cosecha y tendría que venderlo a un menor precio.

El riesgo para el productor es alto, ya que depende de las condiciones que se presenten en el mercado, y el precio dependerá de la oferta y demanda que exista en ese momento.

En otro escenario, supongamos que una empresa quiera comprar maíz de manera constante. Cuando exista escasez en el mercado, el precio que tendría que pagar sería mucho más alto que el que pagaría en una época donde la cosecha es buena; el riesgo que corre la empresa también es alto, debido a que el precio está en función de la oferta y demanda en el mercado.

Ante estos dos escenarios, tanto el productor que es el que vende el producto, como la empresa que es el comprador, pudieran acordar un precio que fuera adecuado para ambos y puedan obtener un beneficio mutuo.

Si acordaran el precio mediante un contrato, estarían negociando un producto derivado, en este caso el subyacente seria el maíz, ya que pactarían el precio en el que se liquidaría la operación de compra-venta en una fecha futura; con este contrato minimizan el riesgo que representa, las fluctuaciones en el precio del maíz.

Riesgos de los derivados

Algo importante a tomar en cuenta de los productos derivados es que estos suelen ser costosos e incluso difíciles de manejar por lo que usualmente son las empresas y grandes inversionistas los que suelen operar con ellos, además de que las empresas que oferta en estos servicios tienen que tener licencias especiales y permisos para poder operar.

Dónde operar con productos derivados

MexDer

Quién se encarga de poner las bases para las operaciones de los productos derivados en México es MexDer (mercado mexicano de derivados).

Estas institución autoregulatoria se encarga de establecer normas y protocolos para transparencia y seguridad de estos productos.

Cómo acceder al mercado de derivados

Para poder acceder al mercado de derivados y poder realizar operaciones con cobertura de derivados, necesitarás hacerlo a través de un bróker. No te pierdas el siguiente artículo donde reunimos a los mejores brokers para invertir en futuros desde México.

Glosario de términos para entender los derivados financieros

Seguramente escucharás o te encontrarás con términos que no reconoces al contratar instrumentos derivados, por lo que hemos recopilado una lista de los conceptos más comunes en el mercado de derivados explicados por la Bolsa Mexicana de Valores y el Mercado Mexicano de Derivados (MexDer):

  • Activo subyacente: bien físico o financiero, que sirve de referencia para realizar un contrato de derivados como opciones, futuros y swaps.
  • Activo financiero: se refiere a activos como acciones, bonos, divisas a diferencia de activos físicos como bienes raíces o materias primas.
  • Apalancamiento financiero: capacidad de tomar una posición aportando sólo una fracción de su valor.
  • Contrato: documento legal en el que se establece un acuerdo entre dos partes que se obligan a respetar y cumplir una serie de condiciones.
  • Especulación: son las operaciones financieras de un inversionista que busca obtener un beneficio económico a través del análisis de los movimientos de los mercados.
  • Forwards de tipo de cambio o de divisas: es un acuerdo privado mediante el cual se establece la obligación de comprar o vender un flujo de dinero en una moneda a un precio fijo en una fecha futura. Se llevan a cabo en mercados extrabursátiles.
  • Futuros: es un producto financiero derivado en el cual se establece la compra o venta de un activo subyacente. En este contrato se pacta un precio presente en una fecha futura. Con esta alternativa se puede especular sobre los movimientos del activo con la intención de tener una cobertura ante cualquier eventualidad. 
  • Over the counter (OTC): es el espacio en donde se llevan a cabo operaciones financieras que se encuentran un esquema no bursátil, es decir, fuera de una bolsa organizada de valores.
  • Mercado bursátil: lugar donde se llevan a cabo transacciones de títulos realizados por los intermediarios bursátiles a través de una bolsa organizada.
  • Opciones: son instrumentos financieros que otorgan al comprador el derecho y al vendedor la obligación de realizar una transacción de compra o venta de un activo a un precio fijo y en una fecha determinada.
  • Opción call (o de compra): es el derecho -más no la obligación- a comprar un activo subyacente a un precio determinado en un momento definido en el futuro.
  • Opción put (o de venta): es el derecho -más no la obligación- a vender un activo subyacente a un precio determinado en un momento definido en el futuro.
  • Strike o Precio de ejercicio: precio determinado de la operación de compra o venta en un contrato de una Opción. 
  • Posición corta: se considera cuando el inversionista se compromete a vender el bien mediante un contrato de futuro. Generalmente se utiliza cuando se esperan bajas en el mercado.
  • Posición larga: se dice que es la postura que mantiene el inversionista que adquiere el futuro con la intención de que el activo financiero –en el que se ejerce el derivado– suba su valor en el futuro.
  • Prima: importe que el comprador de una opción paga al vendedor de la misma, su valor se determina con base en la volatilidad del mercado, el strike, el tipo de interés y el plazo establecido.
  • Swaps: son contratos entre dos partes que acuerdan un intercambio de flujos financieros en una fecha específica utilizados para cubrir riesgos  sobre un activo. Los inversores pueden especular sobre los movimientos de éste y anticiparse ante un escenario negativo. Estos contratos se realizan en el mercado extrabursátil.
“XTB”
  • Opciones
  • Futuros
  • Derivados
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Encuentra el mejor broker