En México hay una base de pagadores de impuestos importante, sin embargo los niveles de recaudación podrían considerarse bajos en comparación a esa base de contribuyentes. Entre otras cosas esto sucede porque muchos de ellos dejan de pagar impuestos por acción u omisión, sin embargo el desconocimiento de la ley no es excusa para no cumplirla, entonces ¿eres evasor de impuestos y no lo sabes?
 
De la misma forma en que muchas personas son conscientes de que cometen evasión de impuestos, otras pueden incurrir en ese delito por desconocimiento o desinterés pero estas personas también pueden ser utilizadas para cometer este delito fiscal.
 
¿Cómo pueden ser usados los trabajadores para cometer evasión fiscal? Esto sucede con empleados que reciben su sueldo bajo un tipo de “outsourcing” ilegal, con el cual algunas empresas cometen fraudes fiscales al Servicio de Administración Tributaria (SAT), al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Infonavit.
 
                                                      Fraude fiscal de empresas con empleados
 
El fraude opera así: sucede cuando la empresa para la que se trabaja le reporta un sueldo menor al IMSS, es decir cuando alguien por ejemplo gana 10 mil pesos por mes en la empresa pero esta a su vez registra que dicho trabajador gana dos salarios mínimos (4,206 pesos) ¿qué sucede al hacer esto? que la compañía paga impuestos sobre $4,206 y no sobre 10 mil, además que afecta derechos básicos del trabajador como atención a la salud, ahorro para la vivienda, ahorro para el retiro y la pensión del trabajador. El trabajador no se da cuenta porque recibe el sueldo pactado, solo que la cantidad restante está justificada con bonos o gratificaciones, por ejemplo bono por puntualidad, gratificaciones, etcétera, además muchos de esos “complementos” del sueldo además son deducibles de impuestos, es decir, que para las empresas que usan estos métodos les representa una forma de “ahorro” en perjuicio del trabajador.
 
Forma de evasión fiscal – trabajadores informales
​Este tipo de personas trabajan por su propia cuenta y por lo regular no pagan impuestos o al menos no pagan lo que deberían.
 
Hay otro grupo que son contratados ilegalmente (sin prestaciones básicas por ley) por algunas empresas, lo cual de por sí ya viola sus derechos laborales, pero además, por tratarse de condiciones que no ofrecen ninguna garantía, generalmente en esas empresas o negocios hay alta rotación de personal, pues mucha gente llega ahí solo en lo que encuentra una mejor opción laboral.
 
Además, este tipo de trabajadores enfrentan un riesgo adicional, porque además de trabajar sin garantías y con derechos laborales limitados, están desempañando actividades ilegales.
 
Las empresas que incurren en estos delitos lo hacen de varias maneras:
  • Contratando en su plantilla a trabajadores formales e informales, los primeros con todas las prestaciones básicas por ley y declaradas como deben ser; los segundos con prestaciones limitadas, y con declaraciones manipuladas.
  • Teniendo en la nómina a empleados como salarios ilegales y ello contribuye a la evasión de impuestos.
 
Sólo hay que aclarar que esta situación no es exclusiva de las empresas pequeñas y sería un error pensar que todas ellas son informales; tampoco hay que pensar que todos los empleados de las empresas formales trabajan de manera informal ni tampoco debemos pensar que todos los trabajadores informales operan en la ilegalidad.
 
Por lo regular las grandes empresas no evaden, más bien provechan los huecos en la ley, para pagar la menor cantidad de impuestos que puedan y eso es eludir impuestos, no evadirlos y no lo hacen porque saben que estarían cometiendo delitos al fisco.
 
 
¡Sé el primero en comentar!