El Impuesto sobre hospedaje (ISH) es un gravamen que a nivel nacional se sitúa entre el 2 y 3% por habitación y se cobra directamente al turista en el momento que paga cada noche de hospedaje. A continuación vemos la historia de este impuesto con la situación actual, dónde deberá pagarse y sus tipos de cobro. 

¿Qué es el Impuesto sobre hospedaje (ISH)?

 

 

 Al momento de hacer una reservación de hotel, para tus vacaciones o viajes de negocios debes tomar en cuenta el pago de impuesto sobre hospedaje (ISH), el cual según el gobierno estatal podrías pagar en tu factura por hospedaje entre el 2 y el 5%. Pero, ¿qué es el impuesto sobre hospedaje? Como pagar el ISH? Estas y otras interrogantes serán aclaradas en el siguiente post.

 

¿Qué es el Impuesto Sobre Hospedaje ISH?

 El Impuesto sobre Hospedaje (ISH) es un impuesto estatal de acuerdo a los términos de la legislación de cada estado. Este impuesto grava los servicios de hospedaje, y actualmente la mayoría de  las legislaciones de los estados prevén que la oferta de alojamientos a través de plataformas digitales es también considerada una actividad sujeta a este impuesto.

El ISH es similar al IVA, ya que se traslada al cliente; es decir, el huésped es quien paga el impuesto. Pudiendo variar según el estado, entre el 2% a un 5%. Al ser un impuesto estatal, el Impuesto Sobre Hospedaje, no es contemplado en el RPD, aunque en algunos estados la retención y enterar el impuesto al órgano correspondiente es obligatorio.  

 

Impuesto sobre Hospedaje: ¿A qué se aplica?

 El impuesto sobre hospedaje se aplica a los servicios prestados por hoteles, moteles, albergues, posadas, mesones, hosterías, campamentos, paraderos de casas rodantes y otros establecimientos que presten servicios de esa naturaleza, considerando que la base del impuesto es neto sobre el servicio de hospedaje, sin considerar los alimentos, bebidas y demás servicios consumidos durante la estancia y por supuesto antes del IVA.  

 

Impuesto sobre hospedaje (ISH): ¿Cómo se paga?

 Esta interrogante es bastante genérica, sin embargo, trataremos de aclararla tomando como punto de partida la emisión de la factura al momento de formalizar el “Check out” del huésped o cliente a su salida del hotel. Al momento de que el huésped solicita su “Check out” en el Front Desk, el cajero emite una factura donde se especifican los cargos que se efectuaron durante su estadía.

Estos cargos serían noches de hospedaje, cargos de restaurante, propinas, servicio de lavandería entre otros. El ISH se calcula sobre el monto resultante de las noches de hospedaje y se posicionaría en el campo de subtotales en la factura, junto otros impuestos recaudados. Este sería un ejemplo simple:
 
Impuesto sobre hospedaje (ISH): ¿Cómo se paga?
 



Por otra parte, el empresario hotelero, debe pagar el impuesto sobre hospedaje (ISH) a la Administración  del municipio, del gobierno estatal, pudiendo hacer los pagos de forma mensual.  Este pago se puede efectuar directamente en la web page oficial de cada estado, o en sus oficinas de recaudación.

Si queremos efectuar el pago en línea, es importante poseer una “Cuenta Estatal de Obligación del ISH”, y en caso de no tenerla puedes solicitarla en cualquiera de las oficinas de hacienda del estado en que esté establecido tu negocio. Para más información al respecto diríjase a la página web oficial del estado correspondiente a su residencial fiscal o visite cualquiera de sus oficinas.  
 
 

Impuesto sobre hospedaje (ISH): Aspecto Histórico

 El ISH  o impuesto por la prestación de servicios de hospedaje es un gravamen que no es nuevo, se implementó desde 1995 en México y consiste en cobrarle directamente al turista al momento que paga la factura por las noches de hospedaje. Con la recaudación de este impuesto, los gobiernos impulsan y promocionan la industria turística de la región. 

Las empresas del ramo hotelero, como hoteles, posadas, albergues, campamentos y otros, fungen de retentores de dicho impuesto. Cargando de un 2 a 5% en las facturas de hospedaje. 
 
 

Impuesto sobre hospedaje (ISH): Actualidad

 El último ajuste efectuado al ISH fue en el 2015, cuando se incrementó al 2%, con la esperanza que la recaudación aumentara en un 25% respecto a años anteriores. Sin embargo, académicos detractores aseguran que el gran problema radica en la no transparencia del gasto en la promoción del turismo mexicano, ya que la consideran poco clara y la inexistencia de una eficaz forma de medir el gasto real y el impacto de dicha promoción, cuando la gran mayoría de los turistas extranjeros expresan que visitan México debido a las campañas promocionales de sus respectivos países y no porque el gobierno mexicano haya hecho alguna publicidad efectiva con este fin.

Muchos expertos profesan que de cada 3 pesos recaudados por concepto de ISH, dos se destinan a la promoción turística, mientras el restante no se sabe a dónde va.  Esto causa malestar y descontento a los empresarios del ramo, por la poca claridad del destino del dinero que ellos deben recaudar en la facturación de sus clientes, con la firme sospecha que se usa en campañas políticas que no aportan nada al sector turístico.  

 

Nuevas Tasas del Impuesto al Hospedaje en 2021, bajo la afectación de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19

 En México, el sector turismo aporta casi el 8.9% del PIB directo, esto representa casi el 9% de los empleados formales y entre el turismo nacional e internacional se dan más de 250 millones de visitas al año, Si a esto le sumamos toda la cadena de valor y los empleos indirectos el alance es mucho mayor.

En medio de ello, emerge la crisis sanitaria por el Covid-19, que afecta aun más la actividad turística mundial, principalmente en lo económico y en lo social. El Consejo Mundial de Viajes (WTTC, por si siglas en ingles), estima un impacto negativo mundial por más de 30 mil millones de dólares y la pérdida de 1 millón de empleos por día que pasa la pandemia. La Organización Mundial del Turismo (UNWTO, por sus siglas en ingles) estima un impacto negativo en unos 45 mil millones de dólares, y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo IATA, prevé un impacto negativo en la industria cerca de 100 mil millones de dólares.

A nivel nacional el impacto también se está notando de manera significativa al tener plazas hoteleras con ocupaciones de 1 dígito, cierre de atractivos turísticos, centros de consumo de alimentos y bebidas vacíos o cerrados, afectando gravemente la recaudación del ISH, IVA e ISR. La Iniciativa de la Ley de Ingresos para 2021,  a través de la Miscelánea Fiscal, establece diversas modificaciones al Código Fiscal de la Federación y a los regímenes del IVA e ISR; cuya aplicación permitirá al gobierno federal obtener mayores ingresos.   


En conclusión, si bien el ISH está dirigido a un sector específico, dada su naturaleza e importancia, debe ser analizado de forma sistemática con el fin de evitar cualquier irregularidad u omisión en su cobro. Es importante recalcar que aun cuando el impuesto es retenido a los usuarios, huéspedes, o cliente, de existir alguna omisión o sanción por parte de la autoridad repercutiría en las finanzas del  agente retentor (Hotel). Toda vez que son obligados solidarios y se enfrentarían ante la imposibilidad de no poder cobrar dichas diferencias a los huéspedes posterior a su alojamiento. Si quieres saber más sobre temas relacionados visita Rankia México y deja un comentario si tienes dudas.        


 
¡Sé el primero en comentar!