En lo que va de este gobierno hemos visto que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) ha cobrado una fuerza como nunca antes se había visto, ya ha pasado más de un año de la gestión de López Obrador y el SAT ha tenido disposiciones más encaminadas a hacer más eficiente la recaudación; en una primera etapa se observó que se enfocó primordialmente a grandes contribuyentes pero ahora carga sus baterías hacia los pequeños. Lo más probable es que este redireccionamiento en el cobro de impuestos se deba a que el presupuesto federal se hizo basado en un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2% y como en el mejor de los casos creceremos a 1% (que también luce muy improbable), al gobierno le faltará dinero para hacer frente a los compromisos ya adquiridos.

El SAT ya revisó el estatus del cobro de impuestos de grandes contribuyentes, por ejemplo América Móvil y Walmart (empresas que le deben una cantidad millonaria a la federación pero que ya dijeron que se van a ir al litigio), entre otros grupos empresariales de gran tamaño, es decir, ya terminó su análisis y estrategia con ellos y ahora diversos colegios e institutos de contaduría aseguran que la autoridad fiscal se enfocará a revisar a los pequeños contribuyentes, todo encaminado a mejorar y hacer más eficiente la recaudación de impuestos.

 

Según especialistas el siguiente paso del SAT será revisar a pequeños contribuyentes para encontrar:

 

  • Lo que pueda considerar evasión.
  • Incumplimiento parcial.
  • Ingresos fuera de la formalidad.

 

Lo anterior es para cerrar la pinza en torno a mejorar la recaudación y detectar flujos de dinero que los contribuyentes no estén reportando, pues como ya hemos visto, el fisco se ha enfocado a empresas grandes pero también a las factureras, pues actualmente muchas están siendo investigadas por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, de modo que ya hecho el trabajo con los grandes contribuyentes ahora resta “meter en cintura” a los pequeños.

 

SAT usará tecnología para aumentar la recaudación

Cómo ha sucedido durante 2018, lo más seguro es que la autoridad fiscal siga usando tecnología para aumentar su rentabilidad, por ejemplo durante el primer semestre de 2018 aumentó 65% su eficiencia gracias a los cambios tecnológicos implementados.

 

En este 2020 se espera que siga bajando sus gastos en la recaudación para que así aumente sus rendimientos, pues en años anteriores se observó que teníamos una recaudación cara al tener gastos operativos elevados pero ahora este SAT está haciendo lo contrario: hacerla más eficiente al bajar costos operativos para ser más rentable.

 

Sólo para darnos una idea:

  • En 2018 los ingresos por recaudación de impuestos fueron de 3 billones 62.3 miles de millones de pesos. Esta recaudación superó la meta establecida en la Ley de Ingresos de la Federación por 104 mil 861.3 millones de pesos.
  • La recaudación de 2018 fue 4.1% superior a la de 2017.

 

 

 

¡Sé el primero en comentar!