¿Qué ventajas encuentras en las tarjetas empresariales o corporativas?

Las tarjetas empresariales o corporativas representan una forma de pago rápida para las empresas, que evita el uso de efectivo, además de ahorrar tiempo y evita la emisión de recibo por conceptos de asignación de recursos, ya que generan reportes detallados de cada cargo hecho a la tarjeta empresarial. Este tipo de tarjeta puede ser de crédito o débito.



¿Qué ventajas encuentras en las tarjetas empresariales o corporativas?


La tarjeta de crédito es uno de los muchos productos que ofrece la Banca a sus clientes corporativos, con la finalidad de financiar ciertos gastos evitando el uso de efectivo, siempre con la condición de pagar intereses sobre los montos de consumo. Por supuesto, es necesario tener cierto perfil financiero para optar a las tarjetas de crédito empresariales, además que es necesario hacer la solicitud ante el Banco y consignar los recaudos establecidos por la Institución Financiera. 

No solo existen tarjetas de crédito empresariales o corporativas, también la Banca pone a disposición de la empresas Tarjetas de Débito, las cuales son una opción para cubrir ciertos consumos de forma rápida y sin la figura del financiamiento, ya que los recursos provienen de una cuenta bancaria empresarial vinculada a la tarjeta. Es una opción que facilita el pago de ciertos consumos sin necesidad de efectivo cheques o transferencias, siendo una forma muy expresa de hacer consumos cargados directamente a la cuenta bancaria de la empresa.

Ventajas de las Tarjetas Empresariales o Corporativas


  • Permite separa los gastos personales de los laborales: el tener una tarjeta corporativa hace más fácil clasificar los gastos y evitar cargos a cuentas y créditos personales por conceptos laborales. En todo caso se recomienda establecer y aclarar a todos los miembros de la organización, cuáles serán los gastos que se deben cubrir con las tarjetas empresariales.
  • Ofrece buenas opciones financieras: la Banca en su misión de ofrecer productos a sus clientes ha generado unas condiciones que pueden ser ventajosas a sus usuarios. Las tarjetas de crédito ofrecen intereses muy atractivos a las empresas (con respecto a otros tipos de financiamiento) además de lapsos de pagos que pueden promover el crecimiento del negocio de hacer un buen uso de los recursos.
  • Mejora el Historial Crediticio: un buen manejo de la tarjeta de crédito empresarial o corporativa ofrece un historial crediticio que abre las puertas a créditos y otras opciones financieras dentro de la Banca.
  • Beneficios Adicionales: por lo general las tarjetas de crédito tienen programas especiales de seguros de viajes, descuentos en boletería por acumulación de millas, además de otros beneficios que pueden ser ventajosos a nivel corporativo.
  • Evita el uso de efectivo: tanto las tarjetas de crédito como de débito son la mejor estrategia para evitar el uso de efectivo y facilitar distintas transacciones. Asimismo, la domiciliación de pagos ahorra tiempo en lo que a servicios se refiere.
  • Cobertura Mundial: las tarjetas de crédito empresariales son ampliamente aceptadas a nivel global, lo que facilita los pagos por conceptos de viajes y viáticos, con tasas de intereses atractivas en cuanto a financiamiento.



Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Simulador tarjetas