Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
Mercado de deuda: qué es y cómo funciona

Mercado de deuda: qué es y cómo funciona

El mercado de deuda es uno de los pilares fundamentales del mercado de valores y de la economía en general. Es también conocido como mercado de renta fija, puesto que se cimienta un porcentaje de ganancia estable, con un margen de error mínimo. 

Dentro del mercado se negocian los famosos títulos de deuda, bonificaciones de financiamiento utilizadas por grandes empresas y los gobiernos para impulsar sus proyectos.

A cambio, las organizaciones se comprometen a pagar una tasa de interés fija directamente a los inversionistas por prestar sus servicios. 

Entender a grosso modo qué es y cómo funciona el mercado de deudas es crucial para familiarizarse con los conceptos básicos en economía.

Por ende, vamos a repasar, con exactitud, tales aspectos y más. 

 

¿Qué es el mercado de deuda en México?

El mercado de deuda es un tipo de mercado financiero que se basa en la negociación y emisión de títulos de valores, valores de deuda o títulos de deuda.

Por lo general, es explotado por las máximas entidades gubernamentales, así como por empresas de todo tipo para la obtención de financiamiento. 

Cuando se adquiere algún valor de deuda, también se pacta una obligación de pagar una tasa de interés fija o predeterminada. De igual manera, se establece un límite de tiempo para ello u otras metodologías, como por ejemplo, la aplicación de plazos de pago. 

Hoy por hoy, el mercado de deuda es uno de los más líquidos en el planeta, siendo opción preferencial para los inversionistas. Además, al ser de renta fija, confiere estabilidad mayor en comparación con el mercado accionario. 

 

¿Cómo opera el mercado de deuda?

La operatividad del mercado de deuda depende de una serie de actores bien identificados, quienes dan vida a todo su funcionamiento. En ese sentido, las partes involucradas son, primordialmente, el emisor y el comprador. 

Por un lado, el emisor es quien promulga el título o valor de deuda, adquiriendo la obligación de pagarlo en tiempo estimado y bajo algún tipo de interés. 

Un ejemplo de emisor pueden ser las entidades gubernamentales, estales o regionales, así como cualquier empresa pública o privada que amerite financiamiento. Así pues, encuentran en los títulos de deuda una alternativa menos engorrosa que los préstamos o créditos bancarios. 

Por otra parte, el comprador es quien adquiere el título de deuda y lo “compra” por una cantidad en específico. En ciertos contextos, también se les denomina, simplemente, como inversores o acreedores.

Ellos, tras cumplirse el plazo del mismo, no solo recibirán la cifra que gastó en la transacción inicial, sino un adicional por el tipo de interés aplicado. 

En México, son muy comunes los asesores financieros, personalidades que prestan sus servicios para ejecutar un buen proceso de deuda. 

 

¿Qué son los títulos de deuda en México?

Así como el mercado de deudas es un pilar fundamental para la economía, los títulos de deuda lo son para él. Bautizados igualmente como instrumentos de deuda, valores de deuda, título de valores, entre otros muchos nombres, son el componente estructural y “corazón” de las negociaciones ejecutadas en este sector. 

Los valores de deuda son documentos promovidos por un emisor en el cual se establece un préstamo no ordinario, sin acudir a una entidad bancaria. En líneas generales, es un acuerdo entre las dos partes involucradas, sujeto a ciertas condiciones. 

 

Dentro del título de deuda se indica el valor total del mismo, la fecha estimada de devolución junto con el pago de intereses. A la par, es un documento versátil que puede ser empleado tanto por la administración pública, como la privada. 

 

Como ya hemos venido recalcando, con los títulos de deuda se consigue un método de financiación con alta liquidez para cualquier objetivo. 

¿Cuáles son los valores de deuda?

Los valores de deuda se clasifican o dividen en distintos tipos de ellos según la entidad que los emita. No obstante, es posible identificar los más comunes: 

 

  • Bonos corporativos: son aquellos que son expedidos por empresas o corporaciones privadas.

  • Bonos gubernamentales: como su nombre lo indica, son precedidos por entidades pertenecientes a un gobierno nacional o por él mismo. 

En México, los valores de deuda son muy variados, yendo más allá de los que acabamos de exponer. Para detallarlos más a profundidad, se tiene el siguiente recuadro:

 

 

¿Quién regula los títulos de deuda?

Los títulos de deuda están regulados en conformidad con lo que establece la legislación del Estado de México en materia financiera. Bajo esa premisa, el Banco Central de México (Banxico), aboga por lo siguiente:

“El banco central, de conformidad con la Ley del Banco de México (LBM) funge como agente financiero del Gobierno Federal para la emisión, colocación, compra y venta de valores representativos de la deuda interna gubernamental y, en general, para el servicio de dicha deuda.”

En el caso de los instrumentos para deuda pública, son jurisdicción del Gobierno Federal a través del Banco México como principal agente de financiamiento. 

La regulación del resto de instrumentos de deuda está dada por los emisores, quienes se encargan de colocarlos en el mercado. Si tomamos como referencia la imagen arriba, se podrá constatar cada entidad emisora en conjunto con el tipo de título que expide. 

 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los valores de deuda?

El uso de valores de deuda está cubierto por una serie de ventajas que son muy aprovechadas por el público global:

 

  • Son elementos de resaltante liquidez que permiten financiar proyectos y demás investiduras; 

  • Se consideran garantía de solidez, transparencia y prestigio. Quienes cumplan con los títulos de deuda en los plazos establecidos, serán protagonistas de incremento de valor empresarial, corporativo o gubernamental;

  • Acceso a niveles de renta fija con márgenes de ganancia estables al corto, mediano o largo plazo;

  • El mercado de deudas es un complejo financiero menos volátil en comparación con la bolsa de acciones;

  • Gran variedad de opciones para negociar, con una cartera de instrumentos de deuda adaptada al tipo de cliente o acreedor.

 

Pero, así como cuenta con ventajas que son tangibles, el mercado de deudas es un terreno engañoso con algunas contrariedades: 

 

  • Pese a que son seguros y fijos, los títulos de deuda ofrecen un rendimiento menor en comparativa con el mercado bursátil;

  • En ocasiones, el emisor está expuesto no solo a tasas de intereses elevadas, sino a pagos de impuestos añadidos;

  • Quienes comercien con títulos de deuda entra la obligatoriedad de asumir plazos de pago que, muchas veces, son engorrosos;

  • Los títulos de deuda no son acciones, por lo que no permiten la toma de decisiones la institución donde sean aplicados;

  • Estos instrumentos están solapados por ciclos económicos, haciendo que su valor nominal pueda estar por debajo del valor de mercado. 

¿Dónde se negocian los títulos de deuda?

Para adquirir cualquier instrumento de deuda, es necesario abrir un contrato de intermediación bursátil en algún Banco o Casa de Bolsa. Posteriormente, podemos acceder a cualquier título que esté cotizando en la Bolsa Mexicana de Valores

Hoy por hoy, se conoce la existencia de dos tipos de mercados para negociar instrumentos de deudas, principalmente bonos. 

  • Mercado primario: después de que el Gobierno o las empresas publican la oferta de sus títulos de deuda, las instituciones financieras salen al mercado a adquirirlos por primera vez.

    • Por ejemplo, los martes, cuando se realiza la subasta de Cetes en el Banco de México, a esto se le llama mercado primario.

  • Mercado secundario: luego de que un inversionista compra títulos en el mercado, puede salir a negociarlos al mejor postor. Para tal finalidad, estará sujeto a un número indeterminado de veces y su precio dependerá de la oferta-demanda en el mercado durante el día. 

Valores que se negocian en el mercado de deuda

Tanto el mercado primario, como secundario, se caracterizan por negociar ciertos valores de deuda. Aparte de los que ya están descritos a lo largo del artículo en cuestión, se destacan los siguientes, a continuación:

  • Bonos a vencimiento: esta clase de bono se coloca a valor nominal. Es decir, el precio inicial y al vencimiento no se modifica. Por consiguiente, cuando se produzca su caducidad, se pagará el capital más el interés pactado. En retrospectiva, de este tipo de instrumentos, el que más se negocia es el pagaré bancario.

Para hacer más práctica la explicación, plasmamos este ejemplo: si invertí en un pagaré bancario $1,000 a una tasa anual del 3% recibiré al final del plazo $ 1,030 pesos brutos, menos impuestos y comisiones. 

  • Bonos a descuento: el bono a descuento por excelencia en México son los CETES (Certificados de la Tesorería). Ellos son emitidos por el gobierno con el fin de obtener recursos a corto plazo, bien sea a 28, 91, 180 o 360 días. Como tal, se subastan semanalmente entre las diversas instituciones financieras.

 

El CETE siempre tendrá un valor de 10 pesos (MXN) y lo que se invierte será inferior a ese precio. Por ejemplo, si invierto con una tasa anual del 4%, mi título costará 9.6115 MXN y, al vencimiento, me pagarán la cotización inicial. 

 

Como son instrumentos que funcionan a descuento, un aumento en las tasas de interés hará que el precio de Cete baje. ¿Por qué? Pues, porque se aleja más del precio objetivo. Por el contrario, si disminuyen las tasas de interés, su valoración sube, dado que se aproxima más a los 10 pesos (MXN). 

 

  • Bonos M: con los llamados bonos M, el gobierno busca financiamiento a largo plazo que puede alcanzar los 30 años.

  • UDIBONOS: los UDIBONOS son instrumentos que pagan a tasa real. En otras palabras, pagan unos puntos por encima, fundamentándose en las minutas de inflación y otros factores económicos. (alza generalizada de precios en bienes y servicios).

  • Certificados bursátiles: por lo regular, son emitidos por empresas privadas y paraestatales. Su característica identificatoria es que son de corto y largo plazo, siendo pagaderos a tasas de interés en pesos mexicanos y moneda extranjera.

  • Bonos de Regulación Monetaria o BREMs: son emitidos por Banxico para regular la liquidez en el mercado de dinero. 

  • Bonos de Protección al Ahorro o BPAs: son títulos de deuda emitidos por el IPAB (Instituto para la Protección del Ahorro Bancario), para canjear o refinanciar obligaciones financieras.

  • Aceptaciones bancarias o ABs: son letras de cambio que emiten las empresas para financiarse a corto plazo. En conjunto, son avalados por alguna institución de crédito, quien se encarga de colocarlos en el mercado bursátil.

  • Pagaré comercial: es un pagaré suscrito por una compañía, que representa una deuda de corto plazo. No tiene garantía; es decir, es la empresa la que se compromete a devolver el dinero con base en su liquidez y solvencia, por lo que ofrece rendimientos más altos. El plazo de vencimiento del título es pactado entre la casa de bolsa que coloca el papel y el emisor que lo suscribe.

  • Obligaciones: son elaboradas y expedidas por empresas que cotizan en el mercado de valores. Su valor nominal es variable y se concentra en periodos mayores de tres años. Su amortización es a vencimiento o en parcialidades anticipadas.

Tipos de operaciones que se realizan en el mercado de deuda

Ahora que se han esclarecido los valores de deuda que más se comercializan en el mercado, es momento de describir los tipos de operaciones que se realizan en sus arcas:

  • Reporto: es una operación que se realiza a través de un contrato (Reporto) entre una institución financiera (Banco o una Casa de Bolsa) que actúa como “Reportada” y un inversionista (Reportador).

  • Directo: el título de deuda se adquiere donde el emisor es el deudor y el inversionista es el acreedor y donde este último es garante de todos los derechos y riesgos del título.

¿En qué se diferencian los mercados de deudas con los mercados de acciones?

El continúo debate entre los mercados de deudas y los mercados de acciones es una primicia que no pasa desapercibida. Por ende, armamos una tabla con las diferencias claves entre cada uno de ellos.

 

Mercado de deudas

Mercado bursátiles

Son mercados de renta fija diferidos para la compra y venta de títulos de deuda.

Son mercados de renta variable en los que se comercializan acciones bursátiles. 

Al ser de renta fija, las transacciones y negociaciones son de menor riesgo, lo que limita la ganancia en el plazo determinado.

Las operaciones en mercados bursátiles son de riesgo variable, pero más elevado en comparación; aun así, el nivel de ganancia puede ser hasta 10 veces el esperado.

La compra y venta de títulos de deuda se origina por medio de entidades gubernamentales en su mayoría.

La compra y venta de acciones se lleva a cabo mediante las cotizaciones en las distintas bolsas de valores a nivel mundial. 

Comprar un título de deuda no es sinónimo de ser propietario de alguna parte de la organización que lo emite.

Al adquirir acciones bursátiles, automáticamente el individuo es premiado con la pertenencia de un porcentaje de lo que represente dicha acción. 

Si una empresa quiebra, los tenedores de deuda serán los primeros beneficiados cuando se efectúe la liquidación de los activos residuales.

Quienes inviertan en acciones de una empresa que está por quebrar, no recibirán ninguna clase de remuneración al respecto. 

 

Conclusión

El mercado de deudas es uno de los más trascendentales a nivel mundial. En México, cuenta con una abanico de instrumentos de deudas que contribuyen a mantener un régimen de economía estable. 

A su vez, el país cumple con lo mínimamente establecido para estos casos, promoviendo un mercado primario y secundario con condiciones óptimas. 

Tras abarcar lo más relevante acerca del tema, no cabe duda de que podrás movilizarte por el mercado de renta fija sin inconvenientes. 

 

¿Buscas un bróker? Mira nuestras recomendaciones:

eToro

Depósito mínimo de $200 y app sencilla

Ver más
Interactive Brokers

Bróker popular con más de 1,5 millones de clientes

Ver más
XTB

Sin depósito mínimo. Academia de trading gratuita.

Ver más
Capital.com

Spreads muy bajos en divisas. 0% de comisión

Ver más
  • Bolsa
  • CETES
  • mercado de deuda
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Encuentra el mejor broker