La economía mexicana se encuentra lejos de su nivel pre-pandemia

Según INEGI, la estimación oportuna del PIB de México del 1T-21 cayó -3.8% en comparación con el mismo periodo de 2020 (a/a), sumando 8 trimestres consecutivos en terreno negativo. Con ello, la economía registra el periodo más largo de caídas anuales desde 1980, año en que inicia la serie histórica. Si bien el dato fue peor a la contracción esperada por el consenso de analistas de -3.1%, implica una continuación del buen dinamismo observado en los 2 trimestres previos, al observarse descensos cada vez menores. Sobre todo, considerando que el trimestre reportado tenía una distorsión a la baja en comparación con el de 2020, pues el año pasado: i) fue bisiesto; ii) el periodo vacacional por Semana Santa cayó totalmente en abril y en este abarcó los últimos días de marzo; y, iii) la base de comparación anual era más alta, pues en enero y febrero la pandemia no había llegado a México. Con cifras ajustadas por estacionalidad, que corrigen los dos primeros factores, el PIB únicamente disminuyó 2.9% a/a. 

De manera secuencial y con cifras desestacionalizadas, el PIB aumentó 0.4% respecto al 4T-20 (t/t), superior al estimado de 0.1%. Con ello hila 3 trimestres consecutivos de recuperación y acumula un crecimiento de 16.5% en comparación con el 2T-20, periodo en el que la economía se desplomó 18.7%. Aun con los buenos resultados de los últimos meses, el PIB de México se encuentra por debajo de su nivel pre-Covid, en 4.1%. Si la recuperación mantuviera el dinamismo del 1T-21, sería hasta el 4T-23 cuando la economía alcanzaría el tamaño que tenía antes de la pandemia. Por sectores, el de servicios fue el único que creció (0.7% t/t); mientras que el industrial permaneció sin cambios y el agropecuario disminuyó (-1.3% t/t).

Fuente: Elaboración propia con información de INEGI.
Fuente: Elaboración propia con información de INEGI.


Hacia adelante, el índice de gerentes de compra de manufacturas del IMEF disminuyó 0.7 puntos, hasta 50.3pts en abril, con lo que se ubicó en la zona de expansión por segundo mes consecutivo, luego de permanecer 21 meses consecutivos en la de contracción. Por su parte, el de servicios subió 1.3 puntos, hasta 53.2pts, para ubicarse en la zona de expansión y en el nivel más alto desde agosto de 2017.

Fuente: Elaboración propia con información del IMEF.
Fuente: Elaboración propia con información del IMEF.


En el sector manufacturero, aunque las condiciones económicas fueron favorables en el mes, tres de los cinco componentes del indicador registraron disminuciones debido a que la producción está comenzando a estar limitada por la persistencia de los problemas en las cadenas de suministro por la falta de semiconductores, principalmente en el sector automotriz. Además, está aumentando la escasez de otras materias primas y los retrasos en los desembarcos en puertos.

En el sector de servicios, el panorama fue más positivo, pues el proceso de vacunación continuó avanzando a lo largo del país, mientras que el periodo vacacional de Semana Santa propició un repunte en la demanda de servicios de alojamiento y recreativos. Con ello, las expectativas de recuperación siguen mejorando, como lo muestra la encuesta de Banxico, donde el crecimiento del PIB estimado para 2021 pasó de 4.5% a 4.8%. 
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!