Acceder

En el contexto actual, con los mercados financieros experimentando volatilidad y cambios en respuesta a factores como la pandemia y las tensiones geopolíticas, es crucial entender que los derivados poseen diversos mecanismos para establecer sus precios.

Un derivado es esencialmente un contrato financiero cuyo valor se deriva de un activo subyacente. Dentro de esta categoría, los más habituales son contratos de futuros, forwards, opciones y swaps.

 

Introducción a la determinación del precio de un derivado

La determinación del precio de un derivado es un proceso complejo que involucra varios factores y metodologías, dependiendo del tipo específico de derivado en cuestión. Un derivado es un instrumento financiero cuyo valor proviene de otro activo, conocido como el activo subyacente.

Estos activos subyacentes pueden variar desde acciones y bonos hasta commodities e índices.

 

¿Qué es un derivado y cómo se diferencia de otros instrumentos financieros?

 

Un derivado es un instrumento financiero cuyo valor se basa en el precio de otro activo, conocido como activo subyacente. Estos pueden ser acciones, bonos, tasas de interés, monedas o incluso commodities.

A diferencia de instrumentos financieros primarios como las acciones o bonos, que representan una parte del capital o una deuda, los derivados derivan su valor de estos instrumentos primarios.

En esencia, mientras que una acción es una participación directa en una empresa, un derivado podría ser un contrato que paga basado en el movimiento del precio de esa acción.

 

Importancia y relevancia del precio en la negociación de derivados

 

La determinación del precio de un derivado es esencial para los inversionistas y las instituciones financieras. Al tener un valor basado en otro activo, las fluctuaciones en el precio de ese activo subyacente pueden tener un impacto significativo en el valor del derivado.

Por ello, es crucial para los inversores entender cómo se determinan estos precios para gestionar adecuadamente el riesgo y maximizar las oportunidades de ganancia.

Además, un precio adecuado asegura un mercado eficiente y líquido para estos instrumentos, permitiendo que las partes involucradas en la negociación de derivados puedan entrar y salir de posiciones con confianza y claridad.

 

Factores que influyen en el precio de un derivado

 La determinación del precio de un derivado no se basa simplemente en el precio de su activo subyacente.

En realidad, es el resultado de una variedad de factores interrelacionados que pueden influir en cómo se valora un derivado en el mercado.

Comprender estos factores es fundamental para los inversores y las entidades que participan en la negociación de derivados.

 

Valor intrínseco y valor extrínseco de un derivado

 

El precio de un derivado, particularmente en el caso de las opciones, se compone de dos componentes principales: el valor intrínseco y el valor extrínseco.

El valor intrínseco representa la ganancia real que se obtendría si el derivado fuera ejercido inmediatamente. En el contexto de una opción de compra, si la acción subyacente está cotizando a un precio superior al precio de ejercicio de la opción, esa diferencia es el valor intrínseco. Si no hay beneficio en ejercer la opción, el valor intrínseco es cero.

El valor extrínseco, por otro lado, es el valor adicional que se le atribuye a un derivado basado en su potencial de proporcionar beneficios en el futuro. Está influenciado por varios factores como la volatilidad, tasa de interés y tiempo hasta el vencimiento.

Influencia de la volatilidad, tasa de interés y tiempo en el precio

  • Volatilidad: Es una medida de cuánto se espera que fluctúe el precio del activo subyacente en el futuro. Una mayor volatilidad generalmente se traduce en un mayor precio para el derivado, ya que existe una mayor probabilidad de que el activo subyacente se mueva favorablemente respecto al precio de ejercicio de la opción.

  • Tasa de interés: Las tasas de interés pueden influir en el costo de financiamiento y, por lo tanto, en la determinación del precio de un derivado. Por ejemplo, cuando las tasas de interés aumentan, el valor presente de los flujos de efectivo futuros disminuye, lo cual puede influir en la valoración de derivados como futuros y opciones.

  • Tiempo: El tiempo hasta el vencimiento de un derivado es crucial. En general, cuanto más tiempo quede hasta el vencimiento, mayor será el valor extrínseco de un derivado, ya que hay más tiempo para que el activo subyacente se mueva de una manera que beneficie al titular del derivado.

 

Modelos y metodologías para calcular el precio de un derivado

Determinar el precio de un derivado es un ejercicio que combina matemáticas avanzadas, percepciones del mercado y supuestos sobre variables económicas. Existen diferentes modelos y técnicas que se utilizan para evaluar y predecir el precio de un derivado.

Estos modelos buscan no solo asignar un valor a un derivado, sino también entender cómo ese valor podría cambiar ante distintas condiciones del mercado.

 

Modelos de valoración más utilizados en el mercado financiero

  • Modelo Black-Scholes: Este es quizás el modelo más famoso y ampliamente utilizado para valorar opciones europeas. El modelo Black-Scholes toma en cuenta factores como el precio del activo subyacente, el precio de ejercicio, la volatilidad, la tasa de interés y el tiempo hasta el vencimiento para calcular un precio teórico para una opción.

  • Modelo Binomial: Es una técnica utilizada para valorar opciones americanas, que pueden ejercerse en cualquier momento hasta el vencimiento. El modelo binomial descompone el tiempo hasta el vencimiento en un número específico de intervalos de tiempo o "pasos", y calcula el valor de la opción en cada paso.

  • Modelo de Garman-Kohlhagen: Es una extensión del modelo Black-Scholes, específicamente diseñado para valorar opciones sobre divisas.

  • Modelos de Valoración de Riesgo Neutral: Estos modelos utilizan la idea de que, en un mundo libre de arbitraje, el retorno esperado de un derivado debería ser el mismo que el de un activo libre de riesgo.

 

Uso de técnicas de simulación y análisis para estimar el precio de un derivado

  • Simulación de Montecarlo: Esta es una técnica que utiliza la generación aleatoria de números para modelar el comportamiento de un activo subyacente y, por lo tanto, el valor del derivado. A través de miles o incluso millones de simulaciones, se puede obtener una distribución de posibles resultados y, en consecuencia, estimar el valor actual de un derivado.

  • Análisis de Sensibilidad y de Escenarios: Estos análisis involucran cambiar deliberadamente las variables de entrada de un modelo para ver cómo afectan el precio del derivado. Esto ayuda a los inversionistas a entender los riesgos asociados con diferentes escenarios del mercado.

  • Técnicas de Calibración: Estas técnicas buscan ajustar los modelos a los precios observados en el mercado, asegurando que el modelo refleje con precisión las condiciones actuales del mercado.

Estos modelos y técnicas proporcionan herramientas valiosas para los profesionales del mercado financiero, permitiéndoles valorar derivados de manera precisa y gestionar los riesgos asociados.

Determinar correctamente el precio de un derivado es esencial para asegurar que los mercados funcionen de manera eficiente y transparente. Tanto los inversores como las instituciones financieras dependen de precios precisos y confiables para tomar decisiones informadas y gestionar adecuadamente sus riesgos. Por lo tanto, entender los fundamentos detrás de la determinación del precio de un derivado es fundamental para cualquier persona o entidad involucrada en los mercados financieros.


 

¿Buscas un bróker? Mira nuestras recomendaciones:

eToro

Depósito mínimo de $200 y app sencilla

Ver más
Interactive Brokers

Bróker popular con más de 1,5 millones de clientes

Ver más
IG

+50 años de experiencia. Ahorra los primeros $150 en comisiones.

Ver más
Tickmill

Bróker multi-regulado y galardonado. Apalancamiento flexible y ejecución ultrarrápida

Ver más
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!