Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
¿Cuánto se paga de impuestos en México?

¿Cuánto se paga de impuestos en México?

El pago de impuestos es una obligación para todos los ciudadanos mexicanos. Existen diferentes tipos de impuestos, que se pagan por diferentes razones y deben ser honrados a tiempo.

En ese sentido, en este artículo abordaremos los tipos de contribuyentes que hay y los principales impuestos que deben pagarse en territorio mexicano, así como los montos a cancelar por estos tributos.

 
Pago de impuestos
Pago de impuestos


Tipos de contribuyente

Para saber qué impuestos hay que pagar y cuánto, es importante saber qué tipo de contribuyente eres, si bien hay gravámenes que aplican para todos los ciudadanos. Tal es el caso del Impuesto al Valor Agregado (IVA), que aplica a todas las personas físicas  y morales

Persona física es todo individuo registrado ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que puede contraer obligaciones y ejercer sus derechos correspondientes.

Para el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el órgano de Hacienda encargado del cobro de tributos, las personas físicas realizan actividades que les generan ingresos, como prestar servicios profesionales o realizar actividades comerciales.

Asimismo, esta entidad considera que las personas morales pueden ser la unión de una o más personas físicas con un fin determinado, por lo que ese equipo tiene obligaciones tributarias que honrar. Esta categoría también incluye a las personas no físicas con personalidad jurídica, capital contable y patrimonio; es decir, las compañías con fines de lucro.

Los impuestos a pagar dependerán de ese perfil de tus actividades económicas, pues este perfil establece el régimen fiscal en el que se encuentra cada contribuyente. Estos regímenes se desglosan a continuación:

  • Régimen de Arrendatario: comprende a quienes obtienen ingresos por la renta de sus bienes inmuebles.  
  • Régimen de Honorarios (Servicios Profesionales): abarca a quienes prestan servicios profesionales de manera independiente al gobierno, particulares o a otras personas físicas. Como no tienen un empleador, las contribuciones se hacen a título personal. Estas personas deben pagar impuestos por las actividades profesionales que realizan.  
  • Régimen de Actividades Empresariales: comprende a los ciudadanos que realizan actividades comerciales, industriales, de pesca, ganadería, entre otras. 
  • Régimen de Incorporación Fiscal: incluye a quienes ejecuten actividades empresariales,  vendan bienes o presten servicios cuya realización no requiera un título profesional y  a quienes obtienen ingresos por intereses. 
  • Régimen de Asalariados: este es el régimen que comprende a todos los ciudadanos que  devengan un salario y otras prestaciones por un trabajo que depende de un empleador. Bajo este régimen la mayoría de las aportaciones son hechas por el patrón.

Veamos ahora los impuestos a pagar y sus porcentajes.

Impuesto al Valor Agregado

El IVA es un impuesto que tiene una carga fiscal sobre el consumo, lo que significa que es un tributo que se paga por el valor agregado a los productos o servicios comprados o vendidos. Este tributo se refleja en los costos de producción y venta de las compañías con actividades comerciales.

En la legislación vigente se establece que toda persona física o moral que se dedique a:

  • La importación de bienes o servicios, 
  • La enajenación de bienes, 
  • Concedan el uso o goce temporal de bienes a otras personas, 
  • La prestación de servicios independientes,

Debe pagar IVA.

La tasa de este tributo es del 16 %. También se estableció a partir de 2019 una tasa de 0 % que se aplica a la enajenación de algunos productos y la prestación de servicios independientes, específicamente en la enajenación de, entre otros:

  • Animales y vegetales. 
  • Medicinas de patente. 
  • Hielo y agua no gaseosa ni compuesta. 
  • Ixtle, palma y lechuguilla. 
  • Caviar, salmón ahumado y angulas. 
  • Saborizantes y aditivos alimentarios. 
  • Jarabes o concentrados para preparar refrescos. 
  • Hielo y agua no gaseosa ni compuesta, excepto cuando este último caso, su presentación sea en envases menores de diez litros. 
  • Tractores para accionar implementos agrícolas, fertilizantes, plaguicidas, herbicidas y fungicidas. 
  • Oro, joyería, orfebrería, piezas artísticas u ornamentales y lingotes.
·         Libros, periódicos y revistas.

La tasa del IVA del 0 % se aplica en la prestación de servicios independientes:

  • Directamente a los agricultores y ganaderos. 
  • Suministro de agua para uso doméstico. 
  • De pasteurización de leche. 
  • En invernaderos hidropónicos. 
  • De molienda o trituración de maíz o de trigo. 
  • Reaseguro.

Como ejemplo para saber cuánto se debe pagar, veamos qué sucede si se necesitan los servicios de una empresa que cobra $2.000 por instalarnos un servicio de TV por suscripción. En este caso, la tasa que aplicaría sería del 16 %.

  • Servicio: $2.000. 
  • Tasa IVA: 16%. 
  • Resultado (con el IVA acreditable): 3.200.

Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS)

El IEPS es un impuesto que es necesario pagar al realizar la producción y venta de ciertos productos. El pago de este impuesto lo deben realizar las personas físicas, autónomos, o morales que vendan o importen estos bienes especiales.

Este impuesto grava a los combustibles (fósiles, derivados y diésel), a las bebidas alcohólicas y alcohol puro, bebidas energizantes y saborizadas, productos elaborados con tabaco, plaguicidas y alimentos no básicos con gran cantidad de calorías. También pagan IEPS:

  • Botanas. 
  • Productos de confitería y alimentos preparados a base de cereales. 
  • Chocolate y demás productos derivados del cacao, flanes y pudines, dulces de frutas y hortalizas, dulces de leche, cremas de cacahuete y avellanas. 
  • Helados, nieves y paletas de hielo.

Para el caso de los combustibles y los refrescos y bebidas saborizadas, el costo del IEPS es fijo. En el resto de productos, hay diferentes porcentajes que se suman a los precios finales.

A modo de ejemplo, durante el año 2021 por gasolina Magna los consumidores deberán pagar 2.43 pesos por litro por concepto de IEPS, es decir, 31 centavos menos que en el año anterior.

Impuesto sobre la Renta

Este es un impuesto directo que se aplica a las ganancias obtenidas durante el ejercicio, o mejor dicho, a la diferencia entre los ingresos y las deducciones autorizadas. Con el ISR se grava la utilidad del bien o actividad que aumente el patrimonio del contribuyente

El Artículo 1 de la Ley de Impuesto Sobre la Renta establece que las personas físicas y morales deben pagar este tributo si viven en México, respecto a todos sus ingresos sin tomar en cuenta el lugar en el que esté la fuente de la que procedan o  viven en otro país pero perciben ingresos por comercios de su propiedad que están en México.

Los ingresos gravados por el ISLR son:

  • Salarios, honorarios, remuneraciones a miembros de consejos, administradores, comisarios y gerentes. 
  • Contratos de servicio turístico de tiempo compartido (enajenación de acciones, arrendamiento financiero, regalías, publicidad, intereses y premios). 
  • Actividades artísticas, deportivas o espectáculos públicos.
  • Arrendamiento de inmuebles y muebles. 
  • Venta de bienes inmuebles; construcción de obras, instalación, mantenimiento o montaje en bienes inmuebles, inspección o supervisión y otros ingresos. 
  • Ingresos por comercialización o fabricación. 
  • Dividendos, utilidades, remesas y ganancias distribuidas por personas morales.

El porcentaje de retención por concepto de ISR oscila entre 1.9 % y 35 % mensuales. El porcentaje de retención se determina con una tabla de límite inferior y superior, en la que también está establecido un rango de ganancias. Mayores ganancias implican más aportes a este impuesto.

Un ejemplo de un pago de impuesto mensual de ISR para una persona con ingresos mensuales de $70.000 nos daría como resultado una retención de $542.02, con una tasa de 10.88 % y un límite inferior de $5,470.93.

Impuestos a autos: tenencia

La tenencia se aplica a todos los mexicanos que tengan un vehículo. Se debe pagar para poder realizar otros trámites, como el cambio de placas. El propietario de un auto que no pague este tributo recibirá una multa y cargos adicionales por cada mes de retraso.

El Reglamento de Tránsito de la CDMX señala que si un auto tiene un accidente y queda estacionado en un corralón, su dueño debe demostrar que canceló los adeudos de la tenencia y todas las multas, si las hubiera. 

El impuesto a la tenencia depende de factores como el modelo del auto y la depreciación por su antigüedad, que se multiplica por el valor de factura del auto con IVA. El resultado de esta multiplicación se multiplica a su vez por el 3 % del valor total del vehículo.

A modo de ejemplo, un auto Honda Civic 2019 valorado en $425.000 pagaría $8.480 por tenencia en 2021, a lo que se debe sumar el refrendo o derecho anual por el uso de las placas.

 
Para concluir, es importante saber que quienes no paguen este impuesto reciben una multa, así como cargos adicionales por meses de mora. Es por esto que te recomendamos estar al día con tus responsabilidades tributarias dentro de las fechas establecidas por el SAT. 

 
Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Simulador de tarjetas