Acceder

En el trading, un “Pullback” o "Retroceso" se refiere a una reversión temporal en el movimiento del precio de un activo dentro de una tendencia general del mercado. Es un movimiento de contra tendencia a corto plazo en el que el precio desciende o "retrocede" desde su máximo reciente (en una tendencia alcista) o mínimo (en una tendencia bajista) antes de continuar potencialmente en la dirección de la tendencia predominante.

 

¿Qué es Pullback en trading?

La técnica de trading de pullback es una herramienta poderosa en el arsenal de un trader, que le permite aprovechar las olas de las tendencias del mercado mientras minimiza el riesgo. Te invito a leer este artículo en donde, profundizaremos en la estrategia de pullback, explorando sus principios, ejecución y los factores clave que pueden marcar la diferencia entre el rendimiento positivo y una pérdida de valor.

¿Qué es pullback?

Un pullback es una reversión temporal en el precio de tendencia alcista de un activo o valor. La idea detrás de una estrategia de trading de pullback es identificar estos retrocesos temporales y realizar operaciones que se alineen con la tendencia dominante una vez que el retroceso haya concluido. Este enfoque tiene como objetivo aprovechar el supuesto de que la tendencia general se reanudará después del retroceso, permitiendo a los operadores abrir posiciones a precios relativamente favorables.

Definición de pullback en el contexto del trading

En el dinámico mundo del trading, las estrategias que captan tanto el pulso del mercado como las tendencias subyacentes son invaluables. En este sentido, podemos definir al pullback como, una pausa temporal o una caída moderada en el gráfico de precios de una acción o valor, la cual es observada después de presentar máximos recientemente dentro de una tendencia alcista.

Este evento es muy similar a la consolidación, y en ocasiones estos términos se utilizan indistintamente. Por lo general, el término de pullback se aplica a breves caídas de precios que son de una corta duración, tal como unas pocas sesiones de trading consecutivas, antes de que la tendencia alcista recupere su impulso. Una pausa más larga antes de que se reanude el movimiento a la alza se denomina consolidación.

Importancia y beneficios del pullback en las estrategias de trading

Los pullbacks se consideran comúnmente como oportunidades de compra luego de un amplio movimiento al alza en el precio de un valor. Por ejemplo, después de un anuncio de ganancias favorable de una compañía, su acción podría experimentar un ascenso sustancial en su precio, para luego sufrir un retroceso (pullback), debido a que los operadores que tienen posiciones existentes, capitalizan sus utilidades vendiendo parcial o totalmente sus posiciones largas. Sin embargo, el anuncio positivo de ganancias de la emisora sirve como indicador fundamental, lo que implica que es probable que continúe la trayectoria ascendente de la acción.

 

¿Cómo identificar y analizar los pullbacks?

Los pullbacks generalmente dejan intacta la narrativa fundamental detrás del precio de una acción en el gráfico. En cambio, a menudo presentan la posibilidad de obtener utilidades después de que el precio de un título ha aumentado significativamente.

Cada gráfico de valores presenta casos de pullbacks dentro del contexto de una tendencia alcista extendida. Aunque estos pullbacks son fáciles de identificar en retrospectiva, pueden significar una dificultad de evaluar para los inversores que poseen un valor que se deprecia.

¿Cómo identificar un pullback en un gráfico de precios?

El principal desafío asociado con la estrategia de pullback en el trading radica en la posibilidad de que un retroceso pueda marcar el inicio de una auténtica reversión. Esta complejidad surge porque tanto los pullbacks como las reversiones se manifiestan en varios marcos temporales, incluido el intradía para quienes examinan los gráficos a nivel granular. Lo que un trader multisesión podría percibir como un pullback, otro trader que opera intradía al observar el mismo gráfico, podría interpretarlo como una reversión. Si el precio de la acción rompe la línea de tendencia correspondiente a su período de tiempo específico, podría significar una reversión en lugar de un pullback.

En tales casos, no es el momento oportuno para iniciar una posición alcista. Naturalmente, se debe reforzar el análisis con indicadores técnicos adicionales y evaluaciones integrales de datos fundamentales para que el operador pueda mejorar su confianza, y así, ser capaz de diferenciar entre un pullback y una reversión real.

Análisis de la estructura y tendencia del mercado durante un pullback

Tanto los pullbacks como las reversiones implican el decline del precio de un valor se sus máximos recientes, pero varían en su duración, es decir, los pullbacks son de corta duración, mientras que las reversiones se extienden a lo largo de un periodo más prolongado de tiempo. Dada esta similitud, ¿cómo pueden los operadores diferenciar efectivamente entre los dos? La distinción clave a menudo reside en los catalizadores detrás de las reversiones, generalmente vinculados a alteraciones en los fundamentos subyacentes de un valor. Estos cambios fundamentales obligan al mercado a reevaluar el valor intrínseco del activo. Por ejemplo, el pésimo informe de ganancias de una empresa, podría requerir que los inversores vuelvan a calcular el valor presente neto de las acciones. Asimismo, esta situación también podría surgir a partir de acuerdos legales negativos, el lanzamiento de un nuevo producto por parte de un competidor, o algún otro evento que pudiera tener un impacto a largo plazo en el valor de las acciones de la compañía.

Aunque estos eventos ocurren fuera del gráfico de precios, se desarrollan gradualmente a lo largo de múltiples sesiones de negociación, e inicialmente parecen un retroceso.

En términos generales, los pullbacks pueden proporcionar un punto de entrada para los operadores que buscan abrir una posición cuando otros indicadores técnicos se mantienen alcistas.

Uso de indicadores técnicos para confirmar un pullback

La mayoría de los pullbacks implican que el precio de un valor ha descendido hacia zonas críticas de soporte técnico, las cuales podrían abarcar elementos tales como, una media móvil, un punto de pivote, o un indicador de retroceso de Fibonacci, antes de reiniciar su trayectoria ascendente. Los operadores deben monitorear cuidadosamente estas áreas clave de soporte, ya que una ruptura de estos niveles podría significar no solo un pullback, sino potencialmente una reversión total.

Los operadores tienen la posibilidad de utilizar herramientas estratégicas como los limit orders o los stop entry orders para capitalizar un pullback y entrar en la tendencia alcista predominante.

Como ejemplo, supongamos que el SPDR S&P 500 ETF (SPY) experimenta cuatro retrocesos en el contexto de una tendencia prolongada más alta. Estos retrocesos generalmente implican un movimiento cerca del promedio móvil de 50 días donde hubo soporte técnico antes de un repunte más alto. Los operadores deben asegurarse de usar varios indicadores técnicos diferentes al evaluar los retrocesos para asegurarse de que no se conviertan en reversiones a más largo plazo.

 

Estrategias de trading con pullback

Los pullbacks, dentro del ámbito del análisis técnico, crean una amplia gama de oportunidades de trading después de un movimiento significativo de una tendencia activa, la cual se puede presentar tanto a la alza como a la baja.

Los traders pueden aprovechar un pullback para tomar posiciones en niveles de precios más favorables. Para ello, comienzan por evaluar los factores fundamentales que respaldan la tendencia actual. Si no ha habido acontecimientos adversos importantes que afecten al activo, es probable que se trate de un pullback leve. En tales casos, los traders tienen varias opciones de órdenes para establecer posiciones largas a precios comparativamente más bajos. Pueden ingresar rápidamente con una buy market order o tener paciencia y establecer una limit buy order para esperar niveles potencialmente más bajos. Además, si el pullback concluye y los precios comienzan a subir nuevamente, los operadores pueden emplear una orden de entrada stop-buy, posicionándola por encima del precio de mercado actual.

La estrategia de trading con pullback implica el proceso de operar activamente en las fluctuaciones a corto plazo del mercado. Normalmente, durante los pullbacks, los activos gravitan hacia sus niveles de soporte o resistencia. Esto brinda a los operadores la oportunidad de establecer posiciones largas o cortas, obteniendo utilidades del alza o la caída del mercado según sea el caso.

Estrategia de trading de pullback en tendencias alcistas

Para establecer una estrategia de trading de pullback en tendencia alcista se deben tomar en consideración los siguientes puntos clave:

1. Identificación de tendencias alcistas: primero, debes identificar una tendencia alcista clara en el gráfico de precios, caracterizada por máximos y mínimos más altos.

2. Reconocimiento de un pullback: a medida que el precio sube, habrá casos en los que el precio caiga temporalmente antes de continuar su movimiento ascendente. Esta caída es el pullback. Los operadores buscan señales de que el retroceso podría estar terminando, como que el precio se estabilice, forme soporte en un cierto nivel o muestre patrones de reversión alcistas (como patrones de martillo o velas envolventes).

3. Punto de entrada: una vez que crea que el pullback está terminando, puedes considerar ingresar a una operación en la dirección de la tendencia alcista predominante. Esto podría implicar la compra del activo.

4. Gestión de riesgos: coloca una orden de stop-loss por debajo del mínimo reciente del pullback. Esto ayuda a limitar las pérdidas potenciales si el precio no reanuda la tendencia alcista como se esperaba.

5. Objetivo: establece un objetivo de utilidades basado en tu estrategia de trading, el cual puede ser un nivel de precio predeterminado o un indicador técnico.

Estrategia de trading de pullback en tendencias bajistas

Las operaciones de pullback tradicionalmente se han relacionado con mercados de valores alcistas. El ascenso sostenido de varios años en los mercados bursátiles ampliamente seguidos ha llevado a muchos inversores en acciones a concentrarse en aprovechar las oportunidades durante las caídas del mercado. Aunque los pullbacks se asocian comúnmente con tendencias alcistas, estos principios también pueden emplearse eficazmente en mercados caracterizados por un impulso bajista.

La estrategia de trading de pullback en tendencias bajistas, está diseñada para beneficiarse de retrocesos a corto plazo o movimientos contra-tendencia dentro de una tendencia bajista predominante. Para implementar esta estrategia debes apegarte a los principios enumerados a continuación:

1. Identificar la tendencia bajista: el primer paso es confirmar que el activo se encuentra en una tendencia bajista clara y establecida. Busque máximos y mínimos más bajos en el gráfico de precios, lo que indica una trayectoria descendente.

2. Detectar el pullback: a medida que el precio baja, habrá casos en los que retrocede o rebota temporalmente antes de continuar su movimiento a la baja. Estos retrocesos son tus oportunidades de pullback.

3. Herramientas de confirmación: para identificar posibles pullbacks, los operadores suelen utilizar indicadores técnicos como promedios móviles, líneas de tendencia u osciladores. Busca señales de retroceso, como un patrón de velas envolvente bajista o una ruptura por debajo de una línea de tendencia a corto plazo.

4. Punto de entrada: una vez que tengas pruebas sólidas de que el pullback está terminando y la tendencia bajista se está reanudando, considera entrar en una posición corta (venta). Puedes hacerlo mediante una limit sell order o vendiendo en corto si tu plataforma de trading lo permite.

5. Gestión de riesgos: al igual que con las estrategias de pullback de tendencia alcista, la gestión de riesgos es crucial. Establece una stop-loss order por encima del máximo reciente del retroceso para limitar las pérdidas potenciales si el precio se revierte inesperadamente.

6. Objetivo de utilidades: determina tu objetivo de utilidades en función de tu estrategia de trading. Podría ser un nivel de precios predeterminado, un nivel de soporte o un indicador técnico que sugiera una posible reversión.

7. Monitoreo de la operación: vigila de cerca tu operación, especialmente cuando se mueve a tu favor. Puedes considerar el uso de trailing stop orders para asegurar las utilidades si la tendencia bajista continúa.

8. Salir de la operación: cuando alcances tu objetivo de utilidades o si ves señales de una reversión en contra de tu posición, sal de la operación para asegurar tus ganancias.

9. Adaptabilidad: debes estar preparado para la posibilidad de que el pullback no termine como se esperaba y que el precio continúe subiendo temporalmente. Mantén un plan para gestionar las operaciones perdedoras, como los stop-loss orders, o tamaño de la posición para minimizar las pérdidas.

Es importante tener en cuenta que operar en una tendencia bajista puede ser más riesgoso que operar en una tendencia alcista porque los mercados a menudo caen más rápido de lo que suben. Por lo tanto, la gestión de riesgos y el análisis adecuado son primordiales. Además, considera utilizar otras herramientas de análisis técnico y fundamental para aumentar la precisión de tu estrategia de trading de pullback en tendencias bajistas.

Gestión de riesgos y establecimiento de objetivos en operaciones de pullback

Es importante tener en cuenta que, si bien las operaciones de pullback pueden ser rentables, también conllevan riesgos. El mercado podría exhibir retrocesos más profundos que podrían conducir a cambios de tendencia, tomando a los operadores con la guardia baja. Por tal motivo, una gestión de riesgos adecuada y un análisis exhaustivo son componentes cruciales de cualquier estrategia de trading.

Los traders suelen utilizar herramientas de análisis técnico, como promedios móviles, líneas de tendencia y osciladores, para ayudar a identificar potenciales pullbacks y determinar sus puntos de entrada y salida. Además, también se deben considerar los factores fundamentales que podrían afectar el precio del activo al implementar una estrategia de pullback.

En este sentido, los operadores deben establecer un objetivo de utilidades basado en su estrategia de trading, el cual podría implicar una disminución porcentual desde un pico reciente, un retroceso hasta un nivel de soporte particular, un nivel de precio predeterminado, o un indicador técnico. La elección de estos criterios puede variar según la metodología del trader, el horizonte temporal y el instrumento financiero que negocia.

Finalmente, recuerda que el éxito en el trading requiere una combinación de estrategia, disciplina y adaptabilidad, rasgos que la estrategia de pullback puede ayudar a cultivar.

 

 

¿Buscas un bróker? Mira nuestras recomendaciones:

eToro

Depósito mínimo de $200 y app sencilla

Ver más
Interactive Brokers

Bróker popular con más de 1,5 millones de clientes

Ver más
IG

+50 años de experiencia. Ahorra los primeros $150 en comisiones.

Ver más
Tickmill

Bróker multi-regulado y galardonado. Apalancamiento flexible y ejecución ultrarrápida

Ver más
  • Bolsa
  • inversión
  • acciones
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
El mejor broker para ti

Te ayudamos a encontrar el bróker que mejor se adapta a ti

    Productos disponibles
    Frecuencia
Acepto que mis datos sean tratados por Rankia S.L. con el objeto de informarme de productos y servicios relacionados con brokers.