Los Udibonos son ese viejo conocido que en el argot de los bonos que emite el gobierno federal y que se definen como Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal que están denominados en Unidades de Inversión (UDIS). En consecuencia, el inversionista que pone su dinero en estos instrumentos lo protegen contra la inflación, debido a que su rendimiento no es real; en otras palabras ya tiene incluida la inflación.

 

Pros y contras de invertir en Udibonos.

 

Los Udibonos son básicamente Bonos de largo plazo (Como los Bonos M), porque también pagan intereses, con una tasa fija que se conoce desde el inicio de la emisión del Udibono y son instrumentos con una vida de varios años. Es muy simple, la diferencia principal con los bonos de largo plazo que se emiten en pesos es que los Udibonos incluyen la inflación, mientras que los Bonos en pesos no la incluyen. Pongamos el contexto, hace muchos años los ciclos inflacionarios que tenía México eran enormes y para los inversionistas era prioritario cubrir su patrimonio contra las espirales inflacionarias.

 

Estos instrumentos tienen características que pueden representar algunas ventajas para el inversionista. Al igual que los Bonos de largo plazo, la tasa de interés que tienen en forma de cupones y que se cobra de forma periódica (seis meses) le permite a los Udibonos no sufrir por las posibles variaciones a la baja en la tasa de interés. La tasa es fija y se conoce desde el momento de emisión y se mantiene durante toda su vida.

 

Suena bien, ¿no?, bueno, no todo es miel sobre hojuelas en un bono de largo plazo. Los Udibonos son un instrumento poco líquido entre los inversionistas patrimoniales, lo ideal es invertir en ellos en periodos muy largos, tal vez, décadas y en el caso de que el inversionista decida deshacerse de ellos el precio del título podría verse castigado en su precio (Todos los bonos tienen variaciones en su precio de forma diaria)  al querer venderlo. Recordemos que cualquier bono tiene un valor nominal, en el caso de los Udibonos es de 100 UDIS, durante la vida de este instrumento de deuda el precio del bono tiene variaciones y en algunos periodos podría generar minusvalías, principalmente cuando la tasa de interés sube y en consecuencia el precio del bono baja. Es decir hay una relación inversa entre la tasa de interés y el precio del bono.

 

Ahora que ya lo sabes. ¿Te gustaría invertir en Udibonos?

 

 

¡Sé el primero en comentar!