Rankia México
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Cómo comenzar a invertir en bolsa
Guía básica y formación para principiantes en inversiones y mercados accionarios
Mejora tu formación y conoce a los expertos de la industria

¿Cómo invertir en petróleo?

Actualmente ya no es necesario realizar operaciones sobre los mercados en donde cotiza el petróleo, ni tan siquiera en las compañías petrolíferas que cotizan en la bolsa mexicana. Están habilitados en otros productos financieros que los incluyen en su cartera de inversión. Incluso desde la renta fija, vinculando el precio del crudo a los depósitos como condición para ampliar sus rendimiento.

La inversión en petróleo puede generar importantes revalorizaciones en nuestra cuenta de resultados. Después de una prolongada caída en su precio (véase Petróleo en Mínimos desde 2009...), que le ha llevado a cotizar en el entorno de los 45 dólares, no son pocos los analistas que predicen la formación de un suelo en sus actuales precios. Y que si bien no se esperan rendimientos espectaculares, sí que al menos apuntan a que pueden realizarse las primeras operaciones en este activo financiero.

No obstante, y a pesar de la gran influencia de esta materia prima en la economía mexicana, son bastantes los pequeños y medianos inversores que no saben cómo canalizar esta demanda. ¿A través de qué productos pueden tomar posiciones? Para tratar de dar respuestas a esta anhelo de algunos ahorradores, no habrá más remedio que proponerles cuáles son los canales de inversión en donde puedan ver satisfechos sus deseos de negociar con esta materia básica.

 

Invertir en petróleo

 

 

Desde la renta variable

Puede contratarse directa e indirectamente, y en cualquier caso, bajo diferentes productos, que estarán indicados a un tipo de perfil de cliente diferente: agresivo, defensivo, o intermedio. No solamente dispondrán de un único canal de inversión, sino de varios, de naturaleza tan diversa como fondos de inversión, depósitos vinculados, o ETF.

 

La forma más sencilla para tomar posiciones se centra en los fondos de inversión basados en esta materia prima, con varias opciones desarrolladas por diferentes gestoras. La composición de sus carteras se basan en compañías petrolíferas, o directamente sobre la cotización de sus precios, combinándolo muchas veces con otros activos financieros procedentes de la renta fija y variable para diversificar la inversión.

 

Desde luego que lo más habitual es dirigirse a la bolsa, especialmente en un mercado como el mexicano, que cuenta con una de las ofertas más potentes sobre compañías petrolíferas que cotizan en su índice IPC Mexbol. También en otros donde su presencia está ampliamente representada (Dow Jones o FTSE-100). Generará la estrategia más recomendable para recoger la posible subida de sus precios. Cualquiera de las empresas del sector cumplirá con los deseos de los ahorradores que piensen que es momento de invertir en este activo financiero.

 

Otros productos financieros están igualmente abiertos a las operaciones de los clientes. Entre ellos destacan los ETFs, una mezcla entre compra de acciones y fondos de inversión, que replican proporcionalmente la cotización de esta materia prima en los mercados. Aunque si lo que se desea es una exposición más directa, sin intermediarios financieros, la solución pasará por centrarse en los mercados en donde cotiza el crudo. No obstante, se trata de una herramienta más complicada para los intereses de los minoristas menos experimentados en este tipo de operaciones. Requerirá de un conocimiento profundo del mercado, y por supuesto, elegir adecuadamente el momento para iniciar las operaciones.

 

Vinculados a depósitos

Si por algo se distinguen los productos bancarios es porque se han adaptado a todas las circunstancias de los mercados. En la actualidad ya no es necesario dirigirse a la renta variable para invertir en petróleo, debido a que los bancos mexicanos han desarrollado nuevos modelos de inversión. Partiendo de la renta fija, están ligados a otros activos financieros, en este caso el crudo, para incrementar su rendimiento.

 

Así lo han recogido algunos depósitos a plazo que mantienen esta característica para atraer el dinero de sus clientes. Como consecuencia de ello, han elaborado ciertas imposiciones que son más rentables si el precio del crudo alcanza unos determinados precios a un plazo de entre 2 y 3 años. De no cumplirse la premisa, garantizaría una rentabilidad mínima.

 

Cinco claves para operar en el crudo

Al tratarse de un modelo más atípico, requerirá de los inversores un especial cuidado para desarrollar sus operaciones. Sus ganancias pueden ser muy importantes, pero también las pérdidas. Y en cualquier caso, una inversión no exenta de riesgo, ni mucho menos. Ante este escenario, sería recomendable que adoptasen los siguientes tips:

  • Optar por los canales de inversión que estén más habituados a operar con ellos, para tratar de rentabilizar sus operaciones a través de su experiencia.

  • Es un activo muy volátil, con muchas oscilaciones en sus precios, que requiere de un producto ágil que pueda recoger con rapidez sus movimientos.

  • Aprovechar su tendencia alcista para tomar posiciones en este activo financiero, y bajo cualquiera de los formatos habilitados para desarrollar las operaciones.

  • No destinar todo el capital disponible a esta inversión, sino tan solo una pequeña parte para diversificarla y mejorar su rendimiento.

  • Se rige bajo parámetros diferentes que el de otras inversiones, prevaleciendo principalmente la ley de oferta y demanda en sus mercados.

 

[MANUAL] Manual de trading para principiantes

¿Buscas mejorar tu formación? Descarga de forma gratuita el manual para aprender a hacer movimientos en el mercado financiero, incluso si nunca ha operado.

Descargar ahora