Afores: ¿Qué ocurre si soy trabajador independiente?

Afores: ¿Qué ocurre si soy trabajador independiente?

Si eres un trabajador independiente en México puedes ahorrar para tu retiro en una Afore, de acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar). En el siguiente artículo conoceremos mejor qué ocurre si soy trabajador independiente y si conviene abrir una cuenta con una Afore para tener tus fondos de retiro.

Afores trabajador independiente

 

 

Afores: ¿Qué ocurre si soy trabajador independiente?

Muchos suelen pensar que solos los trabajadores dependientes pueden estar afiliados a una Afore. Sin embargo, si eres un trabajador independiente también puedes ahorrar para tu retiro en una Afore (Administradora de Fondo para el Retiro), es decir, que puedes comenzar a ahorrar para tu pensión aunque no hayas cotizado nunca en el Instituto Mexicano Del Seguro Social (IMSS) o al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

El ahorro para tu pensión va a depender de tus posibilidades, ya que eres tu propio jefe y decidirás la cantidad que depositarás de forma voluntaria en tu cuenta individual. A diferencia de un trabajador dependiente, a quien se le descuenta de su salario la cantidad destinada al ahorro para el “retiro, cesantía y vejes” y a la de “vivienda”, ahorros que también deben aportar el empleador y el gobierno.

Por tanto, si somos trabajadores independientes sí podremos abrir una cuenta con una Afore, pero no recibiremos los fondos del patrón, pues seremos nosotros mismos nuestro propio patrón. 

 

¿Conviene abrir una cuenta con una Afore si soy independiente?

La respuesta obviamente es SI. Abriendo una cuenta con una Afore podremos preservar los ahorros de manera que crezcan y aumenten a lo largo de la vida como trabajador, ya que los ahorros depositados en las Afores son invertidos en mercados financieros para optimizar los recursos y contribuir a la meta de lograr una pensión más cómodo para las personas.

Si eres trabajador independiente es recomendable que destines un porcentaje de tus beneficios mensuales a una cuenta Afore. También puedes destinar los ahorros que puedas no necesitar en un futuro ya que las Afores ofrecen un buen rendimiento sobre los fondos aportados. En cualquier caso podrías disponer de ellos si los destinas a la subcuenta aportaciones voluntarias. Debes tener presente que con una Afore para el retiro no hay montos mínimos para empezar a ahorra, por lo que puedes hacer crecer tu retiro conforme a tus posibilidades económicas.

 

¿Cuáles son las ventajas de abrir una cuenta Afore en caso de ser trabajador independiente?

  • Al destinar fondos en una Afore estos se ahorran e invierten correctamente.
  • Las Afores ofrecen excelentes rendimientos por los montos aportados, los cuales se irán reinvirtiendo. Con esto, los ahorros crecerán a lo largo del tiempo.
  • Al no haber montos mínimo ni máximos en la aportación a las Afores podremos ahorrar según los ingresos obtenidos como trabajador independiente.
  • Con una Afore, y según la modalidad del ahorro, estos podrían ser deducibles  de impuestos.
  • Los fondos aportados a la Afore elegida constituyen un patrimonio personal que se reinvierte automáticamente y constantemente mes a mes, y es posible heredar los recursos que hayas ahorrado y así proteger a tus seres queridos.

 

¿Cómo abrir una cuenta con una Afore  siendo un trabajador independiente?

Tener una cuenta en una Afore como trabajador independiente es una responsabilidad que recae única y exclusivamente en ti, ya que serás el responsable de hacer crecer el capital que te servirá para tener una pensión. Para ello, debes tramitar el registro de tu cuenta Afore en la Administradora de tu preferencia.

A continuación veremos cuáles son los pasos a seguir para registrarte en una Afore.

  • Primeramente debes seleccionar con cuál Afore registrarás tu cuenta individual. Es recomendable fijarse en el rendimiento, las comisiones y el servicio que ofrece cada Afore. La mejor administradora será aquella que logre los mejores rendimientos de acuerdo a tu grupo generacional, tenga bajas comisiones y esté bien calificada por Condusef en cuanto a servicios adicionales.
  • Una vez tomada la decisión contacta a la Afore y solicita una visita de uno de sus Agentes promotores o acude a cualquiera de sus sucursales. También puedes realizar una presolicitud de registro proporcionando tus datos personales.
  • Para tramitar tu registro, la Afore te solicita una serie de documentos para crear tu expediente de identificación, entre ellos debes incluir tu CURP, datos personales, dos referencias personales, identificación oficial, comprobante de domicilio, fotografía digital de tu rostro, tu firma biométrica y tú firma manucrista. 
  • Una vez revisada tu solicitud de registro y los documentos aportados, la Afore te enviara un constancia de registro en donde aceptan tu solicitud y ya tendrás una cuenta abierta para empezar a depositar tus aportaciones voluntarias.

 

En resumen, si eres un trabajador independiente es recomendable que abras una cuenta individual con una Afore y comiences a ahorrar para tener un mejor futuro en tu vejez.

 

¡Sé el primero en comentar!